Menú Buscar
La cúpula de Fira Barcelona, de izquierda a dercha: Miquel Valls (Cambra de Comerç), Felip Puig (Generalitat), Ada Colau (alcaldesa), Josep Lluís Bonet (Fira) y Constantí Serrallonga (Fira)

Fira Barcelona firma su segundo mejor año económico y se va a Cuba

La institución de promoción económica gana 12,5 millones brutos en un año en el que no organiza la feria Alimentaria y consigue un contrato para organizar cuatro congresos en la isla

4 min

La cúpula de Fira Barcelona presentó este jueves otro año récord para la entidad. El primer ejercicio que cierra provisionalmente la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el nuevo director general, Constantí Serrallonga, muestra unos beneficios brutos de 12,5 millones de euros, el 31,2% más que en 2013. Ese es el último año comparable de forma contable, ya que no se organizó el congreso bianual Alimentaria, con un gran impacto económico.

La facturación se ha elevado en más de 148 millones, el 13,8% por encima de lo presupuestado y 25,7% más en relación a 2013.

Expansión congresos propios

La cúpula de la institución de promoción económica aplaudió el trabajo hecho por el predecesor de Serrallonga en el cargo, Agustín Cordón, el verdadero artífice de los resultados económicos que se incorporó en noviembre a Grupo Zeta. “Presentarlos es el regalo que me ha hecho”, manifestó el nuevo director general en la primera comparecencia ante los medios desde su nombramiento.

La buena evolución económica responde en gran medida a la expansión de los congresos propios. Suponen el 40% de la facturación, el 4% más que en 2013. Suponen el mismo impacto en las cuentas que el Mobile World Congress (MWC), el verdadero motor de la actividad ferial de Barcelona.

El evento organizado por GSMA facilita la organización de otros eventos como el 4YFN de emprendedores tecnológicos, paralelo al congreso del móvil, o el IoT Solutions, sobre Internet de las cosas (la conectividad llevada a elementos cotidianos como un reloj o la nevera), que llegará a la segunda edición.

Nuevos eventos

El próximo ejercicio superará de lejos estos datos económicos. De entrada, Alimentaria tendrá mayor dimensión que el congreso de 2014, tal y como confirmó el director del evento y presidente del consejo de administración de la feria, Josep Lluís Bonet.

Además, se pondrán en marcha nuevos eventos de organización propia como el salón de la moto, Motoh!; el iWater sobre el ciclo integral del agua o el Circular Economy, que se celebrará en el marco del Smart City Expo y estará centrado en la reutilización de los residuos y en prolongar la vida útil de lo objetivos.

Contrato de cinco años en Cuba

Aunque el verdadero elemento que ha revolucionado la actividad de Fira Barcelona es su fuerte internacionalización. La institución se ha marcado un tanto al conseguir uno de los primeros contratos en todo el mundo para organizar de forma repetida en los próximos cinco años en Cuba.

El fin del embargo a la isla ha sido aprovechado para organizar en mayo un congreso de hostelería, en julio uno de alimentación (previsiblemente bajo la marca Alimentaria), uno de seguridad ciudadana y personal en septiembre y el último estará centrado en las artes gráficas y el embalaje. Éste, se celebrará en el arranque de 2016.

Además, colaborará con el Gobierno de Mongolia para desarrollar un recinto ferial en el país.

Renovación del consejo

El Consejo de Fira Barcelona ha dado el visto bueno al cierre provisional de 2015 y la renovación de sus miembros. Cordón se incorpora en sustitución del presidente del Gremi d’Hotels, Jordi Clos. Seguirá vinculado a la institución “como empresario, no directivo, y así podremos seguir aprovechando el talento que ha demostrado como director”, manifestó el presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Miquel Valls.

Se renuevan a otros tres consejeros: Pedro Fontana (Elior Concessions), Luis Conde (Seeliger y Conde) y Miquel Martí (Moventia).
Destacadas en Business