Menú Buscar
Uno de los trenes que la empresa suiza Stadler diseñó para la línea de FGC de Lleida- Pobla de Seur / FGC

La suiza Stadler parte como favorita en el gran concurso de los ferrocarriles catalanes

La licitación pública para adquirir 15 trenes por 128 millones del operador de la Generalitat sigue su curso tras la aplicación del artículo 155

11.11.2017 00:00 h.
5 min

El grupo suizo Stadler Raile se sitúa como favorito para ganar el gran concurso público abierto por Ferrocarrils de la Generalitat de Cataluña (FGC). Es la principal concesión del operador público catalán para comprar 15 nuevos trenes que entrarán en circulación de forma gradual en 2019 con el objetivo de mejorar la frecuencia de paso en las líneas del Vallès Occidental, las que parten de Barcelona y llegan a las ciudades de Sabadell y Terrassa.

La compañía con fábrica en la localidad valenciana de Albuixench ha conseguido una puntuación técnica (46,15 puntos) lo suficientemente amplia como para considerarse como la virtual ganadora del concurso. Ello, a pesar de que la oferta económica supera en 2,7 millones de euros la del segundo competidor.

Los trenes de la Pobla de Segur

El grupo helvético asegura que por 99,5 millones podrá construir 15 nuevas unidades de trenes modernos y eficientes en 43 meses desde la firma del contrato.

Se basa en los primeros trenes que diseñó para la Generalitat catalana, los convoyes que circulan por la línea Lleida-La Pobla de Segur por los que el Govern pagó 9,6 millones de euros a finales de 2015. Unos convoyes con plataformas de acceso amplias y de piso bajo que se adaptan a personas con movilidad reducida, tienen enchufes, espacio para bicicletas, cochecitos de bebés y sillas de ruedas, entre otras.

Talgo y el consorcio formado por Alstom y CAF

La segunda empresa del proceso es Patentes Talgo, que ha recibido 42,07 puntos en el apartado técnico y presenta la oferta económica más ventajosa, valorada en 96,75 millones.

El consorcio formado por Alstom y CAF es el que ha pasado la licitación con peor nota. Ha recibido 41,89 puntos en la oferta técnica, una valoración baja para una empresa que ha trabajado durante años con la Administración catalana, apuntan fuentes del sector. Hace referencia a la multinacional francesa, la única de las compañías que ha pujado por el contrato de FGC con factoría en Cataluña.

Problema para la multinacional francesa

El arraigo local no ha sido suficiente para ponderar en el apartado técnico. Tampoco que fuera la única que presentara sin problemas la primera propuesta. Stadler Rail y Talgo tuvieron que enmendar documentos de las ofertas iniciales tras el primer análisis de la mesa de adjudicación, que se reunió a principios de septiembre para este fin.

Tampoco compensó la valoración técnica en la propuesta económica al elevar a 109 millones el proyecto.

Resulta un nuevo problema para Alstom, especialmente para la factoría catalana. La probable pérdida del gran contrato de FGC llega en un momento en el que se ha empezado a estudiar cómo se llevará a la práctica la integración de esta multinacional en la alemana Siemens y en el que el personal de mantenimiento aún está en huelga por la renovación del convenio sectorial.

Entrada en vigor del artículo 155

Tras la valoración de la mesa de adjudicación, se espera que la firma del contrato llegue en las próxima semanas. Los portavoces de FGC explican que la entrada en vigor del artículo 155 en Cataluña no implica un retraso en este concurso público y se ejecutará según lo previsto en el calendario inicial. De hecho, apuntan a que se conocerán “novedades” sobre este concurso público en breve.

La empresa pública liderada por Enric Ticó abrió la licitación en mayo de 2017. Buscaba ampliar la flota de trenes para una línea que se había prolongado con un presupuesto base de 128 millones de euros sin IVA.