Menú Buscar
Un automóvil eléctrico / EFE

Los fabricantes de coches eléctricos reclaman un plan de ayudas públicas

Las matriculaciones de noviembre apenas supusieron el 3,4% del total por la desconfianza de los conductores en la red de puntos de recarga

05.12.2016 00:00 h.
3 min

Las matriculaciones de vehículos eléctricos han registrado un incremento en noviembre del 51% (577 unidades). Pese al aparente carácter positivo del dato, en realidad no lo es tanto, ya que la incorporación de nuevas flotas el mes pasado ha distorsionado el resultado: sin este hecho, las ventas habrían descendido un 27%.

Por su parte, el mercado de los automóviles híbridos ha crecido un 60,5% en noviembre, vendiéndose 2.781 automóviles. En este caso, la cifra sí resulta positiva, pues el auto híbrido se encuentra más consolidado.

Las estaciones de recarga no funcionan

En cualquier caso, las matriculaciones de ambos vehículos en el citado mes representan apenas un 3,4% respecto del total, por lo que la Asociación Española de Fabricantes  (ANFAC) ha exigido más respaldo gubernamental para que el coche alternativo termine de despegar. La responsable de comunicación de ANFAC, María de Marco, explica que el "gran miedo que suscita el auto eléctrico en los consumidores es la falta de puntos de recarga", situación que convierte en imperativo "un plan industrial para implantar la infraestructura necesaria". Y es que, en lo que se refiere a estos puntos, "hay pocos, y la mayoría no funcionan".

Por otro lado, la asociación estima que otro requisito indispensable para promover este mercado, que muchos consideran el futuro de la automoción, pasa por "crear ayudas económicas al consumidor" como el extinto plan MOVEA. "Si el comprador cuenta con estos incentivos, olvida sus recelos y se anima a dar el paso", asegura.

Siguen siendo más caros

Es conocido que los coches eléctricos siguen siendo sustancialmente más caros que los convencionales --en torno a 7.000 euros adicionales--. De ahí la importancia de las ayudas estatales como el plan MOVEA, que, en la pasada edición, otorgaba 5.500 euros al consumidor. Por otro parte, debe tenerse en cuenta que los autos alternativos, además de sus conocidas ventajas --más ecológicos y silenciosos-- consumen mucho menos que los tradicionales: mientras que 100 kilómetros en uno eléctrico cuestan un euro, en uno de gasolina lo hacen por 5,5, más de cinco veces más.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información