Menú Buscar
Luis Iglesias, exsocio de Oleguer Pujol (en el centro, en la foto), monta una socimi con la sede de 'El País' como único activo  / EFE

El exsocio de Oleguer Pujol saca a Bolsa la sede de 'El País', que carece de licencia

Luis Iglesias, fundador de Drago Capital, entra en el MAB con la socimi Azaria, que tiene como único activo el edificio arrendado a Prisa; la renta anual asciende a casi 5 millones de euros

26.09.2018 00:00 h.
5 min

Luis Iglesias, fundador de la gestora Drago Capital, yerno del exministro Eduardo Zaplana y socio de Oleguer Pujol, hijo menor del expresidente catalán Jordi Pujol, vuelve a mover ficha en uno de sus negocios inmobiliarios para sacar a cotización, en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), la socimi Azaria Rental.

Lo hace con un único activo. El conjunto de edificios ocupados por El País y el resto de diarios del Grupo Prisa en el número 40 de la madrileña calle de Miguel Yuste. El holding mediático, con un contrato de arrendamiento de 25 años que vence en 2033, abona actualmente una renta anual de 4,9 millones de euros. El único ingreso con el que, de momento, cuenta la socimi.

Nueva imputación de la Audiencia Nacional

Llega Iglesias al MAB coincidiendo con una nueva imputación de blanqueo de capitales en la Audiencia Nacional tras varias causas archivadas, en relación al cobro de comisiones, junto a Oleguer Pujol, por diversas operaciones inmobiliarias, como la venta de más de 1.000 sucursales del Banco Santander.

Aunque el fundador de Drago Capital siempre ha intentado cargar el muerto al pequeño del clan Pujol, la reapertura del caso en la Audiencia Nacional se produce con base en un nuevo auto, en el que se recoge que fueron ambos los que lideraron el entramado para el cobro de comisiones. Y que, en concreto, fue Luis Iglesias el que "decidió las ganancias de cada comisionista, las condiciones de pago y el sistema a emplear para ocultar las ganancias".

Iglesias, con el 71% de Azaria

Mientras llega el nuevo juicio por este asunto, Iglesias ha articulado una trama societaria para sacar adelante la socimi, en la que cuenta con casi el 71% del capital.

La mitad, a través de la sociedad Daily Real Estate, de la que es accionista único, y el 33% restante como accionista mayoritario de Drago Mediterranean Holdings Cooperatief. Sociedad en la que tiene como socios a Mark Jonas y Ed Spencer. Ambos, además de su aportación a través de Drago, capitalizan en la nueva socimi con el 8,14% por medio de la instrumental Wil Shared Limited.

Longshore, Bifur y ahora... Azaria

Azaria, la socimi número 61 que cotiza en el MAB, fue constituida en noviembre de 2016, y acabó de adquirir el 100% de Bifur Investments el pasado mes de enero. Esta sociedad, controlada por Drago, era propietaria del inmueble ocupado por el Grupo Prisa desde diciembre de 2015, cuando se produjo el traspaso desde otra sociedad (Longshore), también controlada por la gestora fundada por Luis Iglesias.

Tras este trasiego societario, la socimi Azaria nace sin deuda, pero sí la tiene, de casi 29 millones de euros, Bifur. Un apalancamiento mixto, con intereses variables y fijos al 3,9%, que, como la propia socimi advierte en el folleto de salida a bolsa, “la exposición a un aumento del tipo de interés daría lugar a un aumento de los gastos financieros, minorando el beneficio y la rentabilidad para los accionistas”. Entre enero y junio, los gastos financieros ascendieron a casi 600.000 euros.

El peligro de refinanciar la deuda

Asimismo, caso de que Bifur “no disponga de los fondos necesarios para hacer frente al servicio de la deuda y de distribución de dividendos a sus accionistas, tendría que refinanciar su deuda o ampliar capital”. Algo que, reconoce la empresa de Luis Iglesias, podría tener “un efecto desfavorable significativo en el negocio y en los resultados de Bifur y, por tanto, en su matriz, Azaria”.

Como nota positiva, Azaria tiene firmado el contrato con Prisa bajo el concepto de triple renta neta, por la que el arrendatario se hace cargo de todos los gastos e impuestos derivados del inmueble (mantenimiento, seguros o impuestos), además de la renta mensual.

Prisa asume la renta y todos los gastos

Entre esos gastos que deberá acometer el grupo de comunicación, y que supone un riesgo cierto para la socimi, de no hacerse efectivos, serán los derivados de la tramitación para que el inmueble cuente con la licencia de primera ocupación.

De momento, las autoridades no han iniciado ningún procedimiento sancionador por la carencia de licencia, pero tampoco tiene constancia Azaria de que Prisa haya acometido gestión alguna para obtenerla.

De cara al futuro, Azaria está analizando la incorporación de tres sociedades propietarias de un centro comercial en Melilla, seis sucursales bancarias (cinco de ellas en Madrid y una en Oviedo) y un cine situado en un centro comercial en la zona norte de Madrid.