Menú Buscar
Una casa de madera sobre una calculadora, una representación del euríbor que ha marcado este jueves un nuevo mínimo histórico / CG

El euríbor marca un nuevo mínimo histórico

El índice utilizado para calcular las cuotas de las hipotecas podría liberar a algunos clientes de pagar intereses

3 min

Malas noticias para los bancos, pero muy buenas para algunos de sus clientes. El euríbor --el indicador más utilizado en España para calcular la cuota de las hipotecas-- librará a algunos hipotecados de pagar intereses. El índice cerró octubre con una nueva bajada, que lo sitúa en torno al -0,18%, por debajo del diferencial aplicado por algunas entidades.

El Banco de España ha confirmado este jueves, 2 de noviembre, este nuevo mínimo histórico, que supera al registrado en septiembre (-0,168%). Con estos valores, las hipotecas de 120.000 euros a 20 años con un diferencial de euríbor +1% a las que les toque revisión tendrán una rebaja de unos 71 euros en su cuota anual o, lo que es lo mismo, de seis euros al mes.

20 meses por debajo del 0%

El euríbor se adentró en febrero de 2016 en terreno negativo por primera vez en la historia ante la política ultraexpansiva del Banco Central Europeo (BCE​) para apuntalar la recuperación en la zona euro. El índice alcanza su vigésimo mes consecutivo por debajo del 0%, con caídas que se han agudizado durante septiembre y octubre.

La institución que gobierna Luis María Linde ha apuntado también que en octubre se produjo un descenso, hasta el -0,18%, del míbor, el tipo interbancario a un año que servía de referencia oficial del mercado hipotecario para las operaciones realizadas con anterioridad al 1 de enero de 2000.

Bancos y prestamistas

Estos índices de referencia para el mercado hipotecario son válidos a partir de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), lo que normalmente se produce unos días después de su difusión por el Banco de España.

La explicación a esta nueva caída del euríbor, según el analista de XTB Gustavo Martínez, se encuentra en el exceso de oferta monetaria que existe en el mercado como consecuencia del programa de compra de activos del BCE.

Para el experto, los grandes perjudicados de este fenómeno son los bancos o prestamistas, pues reducen "considerablemente" sus beneficios al prestar tan barato. Pronostica que este escenario se mantendrá durante todo 2018. En cualquier caso, estima que los deudores hipotecarios pueden "estar tranquilos", ya que continuarán pagando "cada vez menos o lo mismo" durante los próximos 12 meses.