Menú Buscar
Joan Gaspart, dueño de Husa Hoteles / CG

Querella por estafa contra Gaspart por ocultar una deuda de 16 millones

El socio saudí del hotelero, Turki Bin Nasser, denuncia al empresario por las obligaciones escondidas en el Fairmont Juan Carlos I de Barcelona

3 min

Querella por estafa contra Joan Gaspart por presunta estafa por ocultar una deuda de 16,6 millones de euros. El socio saudí del hotelero barcelonés, Turki Bin Nasser, ha denunciado al empresario por, supuestamente, esconder obligaciones en el Fairmont Juan Carlos I, el hotel de cinco estrellas que gestionó Husa Hoteles, cadena familiar de Gaspart, hasta 2013.

Según ha informado Efe, la querella la ha interpuesto Barcelona's Projects contra Hostelería Unida (Husa) y Banquetes Reunidos SL por camuflar deudas de 15 millones a la Seguridad Social, así como por el supuesto desvío de una hipoteca de 1,6 millones de euros solicitada y usada indebidamente. Ante estas cifras, la sociedad propietaria del icónico hotel de lujo pide al juez que imponga una medida cautelar de 16,6 milllones de euros, cifra exactamente igual a la que presuntamente escondió Gaspart.

"Sin base"

El empresario, hotelero y también expresidente del FC Barcelona ha respondido que el escrito presentado ante el juzgado "no tiene base" ya que, según él, su gestión al frente del complejo --que incluye el hotel y el Palacio de Congresos de Barcelona-- fue "correcta" y finalizó con un acuerdo de finalización de la gestión en la que se cuantificaron las deudas.

Por su parte, la sociedad del príncipe saudí sostiene su querella con el argumento de que existió una "dolosa ocultación de los impagos a la Seguridad Social por importe de más de 15 millones de euros por parte de Husa y Banquetes Reunidos a Barcelona Project's". Para realizar ese engaño, agrega la representación legal de Bin Nasser, la hotelera de Gaspart pactó un precio "que en modo alguno habría sido el mismo de no haber existido el engaño omisivo".

"Beneficio propio"

Hay más. La propiedad del Fairmont Juan Carlos I agrega que cedió la explotación del resort urbano durante siete años a Husa "por la confianza en la relevancia social y política de Joan Gaspart, en su calidad de ilustre empresario y dirigente de Barcelona".

No obstante y según la querella, el empresario y su familia "prevaliéndose de su reconocimiento social y empresarial, malbarataron por completo el complejo, buscando su propio beneficio, llegándose a apropiar importantes sumas de dinero, e incumplieron todas sus obligaciones y las que existían frente a terceros, hasta llevarlo al borde de la quiebra total".