Menú Buscar
Mano agarrando un ratón, una de las herramientas más usadas en los ciberataques / CG detenido

España sufrió más de 105.000 ciberataques en 2016, cinco veces más que en 2014

Los expertos aseguran que este hecho va ligado al aumento de las nuevas tecnologías y la falta de conciencia

4 min

Durante 2016, España se enfrentó a más de 105.000 ciberataques, el doble que el año anterior y cinco veces más que en 2014, según detalla un informe publicado por el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE). Por su parte, la OTAN recibió el pasado año más de 500 ataques al mes, un 60% más que en 2015.

Pero, ¿qué es un ciberataque? Los actos en los que se cometen agravios, daños o perjuicios en contra de las personas o grupos de personas, entidades o instituciones ejecutadas a través de un ordenador y a través de internet reciben el nombre de ciberataque. 

Las causas

Tal y como detallan los expertos, este incremento no se debe a que el país sea menos seguro. “Nuestra capacidad para detectar ataques ha aumentado pero también ha aumentado el uso de nuevas tecnologías”, explica el coordinador de ciberseguridad de INCIBE, Jorge Chinea. “El público potencial es ahora más numeroso, usamos más los portátiles, los móviles y las tabletas”.

“No existen medidas concretas, lo que debe hacerse es concienciar a la población”, señala el profesor de seguridad de la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE Rafael Palacios. “El Gobierno es quien debe concienciar sobre los ataques para que la población y las empresas tomen conciencia de las posibles medidas existetes para protegerse”.

Millones de datos

“Cada día, nosotros, a nivel particular y a nivel empresa, gestionamos muchísma información y datos”, comenta Chinea. “Un empresario tiene claro que debe cerrar la oficina y poner la alarma, y esto también tenemos que trasladarlo al mundo de la seguridad online”.

El experto del INCIBE asegura que la contraseña más usada sigue siendo “1234” y expone que éstas no deben ni enseñarse ni compartirse con nadie y, que de vez en cuando, es necesario cambiarlas: “No sirve de nada crear una contraseña súper segura y luego pegarla en un post-it al ordenador”.

Los motivos de estos robos son puramente económicos. “Se busca conseguir información de tarjetas de crédito, datos de empresas para pedir rescates y atacar sus imágenes públicas y, así, ganar dinero”, detalla Palacios. “Todas las empresas deben estar bien concienciadas y trasladar esta información a los trabajadores, aunque muchas veces, empiezan a hacerlo tras algún susto”, añade Chinea.

Faltarán profesionales

Cada vez se demandarán más perfiles profesionales que se dediquen a la ciberseguridad. Los ciberdelincuentes cada vez usan tecnología más completa y disponen de más recursos para cometer ataques. "Vienen de China, Rusia, Estados Unidos... realmente importa poco porque usan ordenadores en otros países para cometer los delitos y así es mucho más difícil luchar contra ellos", expone Palacios.

“Se trata de un sector con mucho futuro porque crece muy rápidamente”, declara el profesor de ICAI. “Calculamos que para 2020 habrá en Europa un déficit de 800.000 profesionales”.