Menú Buscar
Propuesta de concesión de licencias turísticas en los barrios de Barcelona.

El sector turístico teme "pérdida de empleo" en Barcelona por el plan hotelero de Colau

La industria considera que la ciudad dejará escapar inversiones si se aprueba un borrador tan "restrictivo" como el que propone el consistorio

Ignasi Jorro
4 min

Los inversores predicen, literalmente, "pérdida de puestos de trabajo" si se aprueba la propuesta inicial de plan de alojamientos turísticos que impulsa el gobierno municipal de Ada Colau en Barcelona. Empresarios con posiciones inmobiliarias en la Ciudad Condal advierten de que la capital catalana cederá proyectos a otras ciudades si la hoja de ruta conocida acaba aprobándose en las condiciones actuales.

"Tal y como se ha presentado este martes, el documento generará dos cosas. Una, retirada o transformación de inversiones y cancelación de proyectos hoteleros con pérdida de empleos. Y dos, especulación sobre las licencias turísticas ya concedidas", explica un promotor con un proyecto afectado.

"Antieconómico"

El inversor recuerda que el plan cierra el grifo de licencias adicionales en los barrios más céntricos de Barcelona. Además, sólo permite nuevas aperturas en la zona periférica cuando muera otra licencia de la misma capacidad. "Es un plan de máximos. En el centro lo limita todo: apartamentos turísticos, hoteles, albergues, residencias... El sector no se esperaba algo así", argumenta.

Por su parte, la agencia inmobiliaria Laborde Marcet hace un análisis más reposado. "Es una medida contra el sobrecalentamiento del mercado. Para ello habría que mirar oferta y ocupaciones de los hoteles. Si se demuestra que el mercado no está saturado, la medida es antieconómica, otra más del gobierno Colau", valora Gerard Marcet, cofundador de la firma.

Según este experto, el borrador del Peuat (Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos) "restará potencial económico a la ciudad si sólo limita por el hecho de hacerlo, sin análisis económico alguno".

Seguridad jurídica

La propuesta inicial del plan tampoco ha gustado al Gremio de Hoteles de Barcelona (GHB). La asociación empresarial ha señalado tres ideas clave que, bajo su punto de vista, el plan debería respetar cuando acabe su tramitación. "Cómo se acabará con los alojamientos turísticos ilegales, cómo se mantendrá la seguridad jurídica y de qué manera garantizará el crecimiento hotelero en la ciudad, buscando las fórmulas que lo hagan sostenible e integrado en los barrios"", ha enumerado el lobbye patronal.

En una nota pública, la entidad empresarial que preside Jordi Clos ha lamentado el tiempo de presentación de la propuesta. "No parece el momento oportuno en pleno Mobile World Congress", ha lamentado.

"Favorecerá al gran capital"

Por su parte, el plan inicial también ha soliviantado a los dueños de apartamentos turísticos. "Parece mentira que Ada Colau acabe beneficiando a los grandes capitales e inversores, alguien a quien dijo que quería combatir", ha manifestado Enrique Alcántara, presidente de Apartur.

El profesional recuerda que el borrador "elimina completamente" la posibilidad de nuevas licencias de pisos para turistas. Ello conllevaría que el turismo a la Ciudad Condal "no se reparta y quede en unas pocas manos: las de los hoteleros".

A debate

El Peuat inicial se discutirá este jueves con agentes del sector. El 1 de marzo, la propuesta se someterá a debate público. La tramitación municipal arrancaría el 10 de marzo en la Comisión de Gobierno.

Estos tiempos prevén que la ciudad cuente con una hoja de ruta antes de que venza la suspensión de licencias de alojamientos turísticos en Gràcia, uno de los barrios más congestionados de la ciudad, el 17 de marzo. Además, el Peuat reemplazará la suspensión cautelar de licencias turísticas, que rige en Barcelona desde julio de 2015.