Menú Buscar
Jaume Guardiola (I), consejero delegado del Banco Sabadell, y Josep Oliu, su presidente, durante la presentación de resultados de 2015.

El presidente del Sabadell ni contempla la desconexión unilateral de Cataluña

Oliu se muestra confiado en que las “aspiraciones” independentistas se resolverán en el marco institucional y puja por un pacto en el Estado que evite una nuevas elecciones

2 min

Banco Sabadell pone en duda la desconexión en 18 meses que se ha marcado como objetivo el nuevo gobierno catalán liderado por Carles Puigdemont. Por lo menos, en los términos expresados por la CUP en su pacto con Junts pel Sí. El presidente de la entidad, Josep Oliu, se mostró confiado por la “estabilidad institucional de España” en la presentación de resultados anuales de Banco Sabadell.

El banquero aseguró que ni se plantea la declaración independentista de carácter unilateral. Espera que las “aspiraciones” se solucionen “dentro de los cauces institucionales”, por lo que no le preocupan las posibles derivadas de la culminación del procés para la entidad.

Evitar unas nuevas elecciones

En cuanto a la conformación del futuro Gobierno central, Oliu aseguró que las “instituciones son suficientemente fuertes” para el nuevo escenario de la democracia española en la que se exigen pactos. Evitó en todo momento pronunciarse sobre sus preferencias o las de la entidad sobre los partidos que deben estar en el futuro Ejecutivo español.

Por ahora, la prolongación de las negociaciones para alcanzar un pacto “no perjudican en nada a la actividad económica”. El presidente del Sabadell reconoció que la inestabilidad a la larga podría perjudicar, pero los efectos económicos en el momento actual y en el corto plazo es muy limitado. “El peor de los casos serían unas nuevas elecciones”, sentenció.