Menú Buscar
Los representantes de la Comisión Europea, Andrus Ansip (2i), y del la Federal Communications Comission (FCC), Ajit Pai (3i), debaten sobre la neutralidad de la red / CG

EEUU y la Unión Europea chocan en el MWC sobre la libertad en internet

El ‘hombre más odiado’ de la red, el estadounidense Aji Pai, defiende la necesidad de eliminar regulaciones para promover el crecimiento privado

4 min

El debate sobre la llamada neutralidad del red, la libertad de acceso a Internet y el asegurar que todos los contenidos deben ser tratados por igual, se ha saldado este lunes en el Mobile World Congress (MWC) con un intercambio de opiniones el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Mercado Único Digital, Andrus Ansip, y el presidente de la Federal Communications Comission (FCC), Ajit Pai, considerado el hombre más odiado de la red por sus posiciones al respecto.

En Barcelona, ante una sala llena de altos ejecutivos de tecnológicas de todo el planeta, Pai ha asegurado que su objetivo no es acabar con la neutralidad de la red. Considera que encabeza una lucha para eliminar la sobreregulación y recuperar el escenario anterior a 2015, fecha en la que se aprobó la llamada Open Internet Order de Barack Obama, la que garantizaba la neutralidad en la red que ha acabado la administración Trump.

Recuperar el escenario de 1996

El presiente de la FCC ha asegurado que ahora existe una oportunidad, según su punto de vista, de que sean las compañías las que tomen el control de las inversiones y definan cuál debe ser el futuro en un mercado de libre competencia. “De 1996 a 2015 funcionó”, ha expresado

Pai también ha sacado pecho del crecimiento de compañías como Apple, Amazon o Google. “EEUU es la envidia de todo el mundo”. Ante la polvareda que se ha generado ante sus posiciones, espera que la “opinión pública se conforme a partir de hechos” y no desde las alarmas que se han encendido sobre las consecuencias que puede tener ceder el timón regulatorio a los principales operadoras del sector.

Mayor fragmentación

“Llevará a una mayor fragmentación”, ha advertido Ansip. Ha enervado la bandera de ser un defensor a ultranza de que “internet trate de forma igual todo el tráfico legal” de datos y ha reivindicado que la red “ha sido una plataforma abierta desde el principio y debe seguir siéndolo”.

El portavoz de Bruselas ha puesto el acento en la diferencia entre el contenido legal y el que no lo es, el que se divulga relacionado, por ejemplo, con el terrorismo. Considera básico que se pueda bloquear este tipo de mensajes, el límite a la libertad de la red.

Reivindicación de GSMA

GSMA, la todopoderosa patronal del móvil que organiza el MWC, ha participado en el debate con una reivindicación en clave industrial. “Las compañías de telecomunicaciones no pueden ser vistas como un cajero”, ha manifestado su presidente, Sunil Bharti Mittal. Exige que una regulación clara en el que los Gobiernos asuman su papel y pongan su granito de arena en inversiones.

Cuestión que está en el aire ya que falta llegar a un acuerdo en el paso anterior, el de definir si se debe avanzar hacia una mayor o menor regulación.