Menú Buscar
Una empresa contrata a varios directivos / FREEPIK

El trabajo temporal también es para los directivos

El 'interim management' ofrece oportunidades a los ejecutivos de larga trayectoria que apuesten por trabajar por proyectos

7 min

La temporalidad no es algo único de los puestos de trabajo de menor remuneración dentro del mercado laboral. También los directivos pasan por etapas de falta de empleo y en las que la solución a esta situación puede estar, precisamente, en la contratación temporal. Así funciona, por ejemplo, la práctica conocida como interim management.

Esta fórmula de trabajo para ejecutivos surgió en Europa a finales de los años 80 y llegó a España a principios de la década siguiente. Se trata de contrataciones mercantiles por proyectos en las que la empresa necesita, de forma urgente, una solución y la persona contratada es experta en dicha área o problemática.

Altos directivos por tiempo limitado

Juan Torras, consultor especializado en alta dirección, detalla que  el “concepto” que sostiene el interim management es el de “contratar a un directivo para un proyecto específico que se realice en un tiempo específico”. Es decir, que la persona contratada se convierte en el líder “de urgencia” que proporciona “respuestas rápidas” a las necesidades de los negocios.

Entrevista de trabajo para cargos directivos en una empresa / FREEPIK
Entrevista de trabajo para el puesto de directivo en una empresa / FREEPIK

Desde EIM, empresa especializada en contrataciones directivas de interim management, respaldan que no se trata únicamente de la necesidad acuciante de un negocio para sobrevivir. “Las peticiones pueden ir desde una empresa que va bien, pero quiere cambiar algún aspecto de su negocio, hasta problemas de pérdidas que deben solucionarse con celeridad”, apunta Jorge Ramos, responsable de la compañía en Barcelona. La velocidad en estos casos es esencial. “Las peticiones de las empresas pueden ser cubiertas en cuestión de días, en unas dos o tres semanas”, asegura.

Ser experto en solucionar problemas

El trabajo de un interim manager se caracteriza por su alto grado de “especialización”, ser un empleo “discontinuo” y con una estabilidad baja, ya que se desarrolla por temporadas que no suelen alargarse en el tiempo más de 18 meses, según Ramos. De hecho, un estudio de la Asociación de Interim Management de España (AIME) realizado en 2017 --el último de la organización-- sitúa la media de duración de este tipo de proyectos en los 13 meses.

El perfil profesional y personal de estos ejecutivos está marcada por una trayectoria extensa y con grandes responsabilidades, personas que “puedan aportar altas capacidades de gestión y experiencia en proyectos de cambio”, especifica Torras. Ramos agrega, además, que suelen ser personas de edad avanzada --el 70% tienen entre 46 y 60 años, según la AIME-- que han ocupado puestos de dirección con edades muy tempranas, se sienten cómodos trabajando por proyectos y tienen “baja aversión al riesgo”, ya que deben enfrentarse a un “reto” en cada nueva compañía.

Una reunión de directivos de una empresa / FREEPIK
Un directivo en una reunión de trabajo / FREEPIK

Una opción temporal… o no

Los expertos señalan que, en gran parte de los casos, los directivos que optan por un periodo de trabajo por proyectos suelen hacerlo “por necesidad”. Suelen ser personas que, ya sea “por edad o por un tema salarial”, tienen dificultades para encontrar una posición fija, o personas que se encuentran en periodos de desempleo, aunque no son los únicos casos. “Hay directivos que optan por el interim management porque prefieren trabajar por proyectos, con objetivos y tiempos concretos”, explica Ramos, y destaca como beneficio que estos ejecutivos “no tienen que demostrar su valía, ya que está respaldada por su carrera profesional”.

De hecho, este trabajo puede llegar a convertirse en una fórmula más de “desarrollo profesional”, según se especifica en el informe La Profesión Directiva de la Asociación Española de Directivos (AED). Esta organización asegura que en algunos países se ha convertido en “una opción laboral” y que, por ejemplo, en el Reino Unido hay más de 16.000 directivos que realizan este tipo de interinidad. Eso sí, especifican que en España “el sector está muy poco estructurado”.

Dos directivos se estrechan la mano / FREEPIK
Dos directivos se estrechan la mano / FREEPIK

Desarrollo en España

Tanto la asociación como los expertos en interim management reconocen que la penetración de esta modalidad de trabajo a alto nivel empresarial es reducida. El responsable de EIM en Barcelona asegura que “no hay un desconocimiento total” por parte de las empresas, pero también que el número de negocios que apuestan por ello “es muy bajo”. Eso sí, asegura que las que prueban este modelo de ejecutivos interinos, suele repetir. “Una vez que han tenido algún interim manager en la compañía empiezan a ver todas las posibilidades y hasta proponen proyectos para estos profesionales”, apunta.

El último estudio de AIME refleja que la mayor contratación de estos perfiles se concentran en las áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona. Suelen cubrir puestos de dirección general (23,2% de los casos), financiera (20,1%) y operaciones (11%), y más de la mitad de los proyectos que llevan a cabo tienen que ver con una reestructuración en el seno del negocio --concretamente, en el 54,3% de los casos--.