Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Miembros del hemiciclo aplauden durante una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados / EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS

La derrota del Gobierno en el Congreso consuma el golpe financiero a Aena

El PSOE se queda solo en la votación de la enmienda que modificará los contratos de los locales de los aeropuertos para que se adapten a las circunstancias derivadas de la crisis

3 min

Derrota del Gobierno en el Congreso de los Diputados, que supondrá un golpe directo a las finanzas de Aena. El PSOE se ha quedado prácticamente en solitario a la hora de defender el rechazo a una enmienda aprobada por el Senado que modifica el régimen de contratos de los locales aeroportuarios para adaptarlos al desplome del tráfico derivado de la crisis y haga desaparecer la renta fija, como pretenden los arrendadores.

Aunque aún no se ha realizado la votación (que tendrá lugar al final del Pleno que, a estas horas, aún se desarrolla en la Cámara Baja), los anuncios del sentido del voto comunicados por los diferentes portavoces en el debate sobre la enmienda llevan a concluir que los números no le dan a los socialistas para tumbarla.

Cambio sorpresa del PNV

Incluso, se ha producido una sorpresa de última hora que decanta aun más la balanza hacia los grupos que han impulsado y apoyado esta modificación. El PNV, que iba a votar en contra, ha cambiado de opinión a última hora y se ha pronunciado a favor de introducir la modificación, aunque ha argumentado que la alternativa tampoco le parece la medida más adecuada.

De esta forma, el gestor aeroportuario, participado en un 51% por el Estado, deberá adaptar los alquileres que percibe por los espacios comerciales de los aeropuertos a la evolución del tráfico aéreo y, además, renunciar al cobro de la renta fija que percibía hasta ahora, al menos hasta que la afluencia de pasajeros retome las cifras registradas en 2019.

200 millones anuales

Los cálculos de Aena estiman que esta circunstancia tendrá un coste de unos 200 millones de euros anuales a partir de este mismo momento, ya que, además, la medida se aplica con carácter retroactivo desde la declaración del primer estado de alarma, a mediados de marzo de 2020.

Uno de los primeros efectos se ha producido en la cotización de Aena, cuyos avances a primera hora de la jornada se han desinflado conforme se ha desarrollado la sesión en el Congreso, hasta el punto de que los títulos han caído cerca de un 1,5% desde sus máximos intradía y cotizan tras la media sesión con un tono plano.