Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La demanda de electricidad se ha mantenido estable en el primer trimestre / EP

La demanda eléctrica, estable hasta marzo pese a la irrupción de la pandemia

En los últimos 15 días, la comparativa interanual se dispara más de un 10% por el efecto de la entrada en vigor del primer estado de alarma, mucho más restrictivo

4 min

La demanda de electricidad ha cerrado el primer trimestre de 2021 con un incremento del 0,3% en relación con el mismo periodo de 2020, que contó con el elemento distorsionador de la declaración del primer estado de alarma, 15 días antes de finalizar el primer cuarto del año.

La estabilidad registrada en uno de los indicadores más sensibles de actividad económica supone un indicio más de que la reactivación ha sufrido un serio parón en el inicio del año, sobre todo si se tiene en cuenta el fuerte impacto de la pandemia en la última quincena de marzo de 2020, cuando la producción se redujo al mínimo debido a las severas medidas de reclusión que se establecieron entonces para tratar de frenar la propagación del virus.

Desaceleración

Los datos provisionales de Red Eléctrica no tienen en cuenta los factores de estacionalidad y calendario, que podrían modificar, aunque de forma moderada, las cifras. Sin ir más lejos, el primer trimestre de 2020 contó con un día adicional al tratarse de un año bisiesto.

En cualquier caso, los resultados dan idea de una marcha de la actividad a un ritmo moderado, toda vez que el primer trimestre del pasado ejercicio ya mostraba los síntomas de una desaceleración económica, incluso antes de que se declarara la pandemia.

Un año complicado

Cabe recordar que hasta la declaración del primer estado de alarma, la demanda eléctrica acumulaba un descenso del 2,2% en los dos meses y medio que habían transcurrido de 2020 respecto a idéntico periodo del año anterior.

Hasta ese mes de marzo en el que se declaró el primer estado de alarma, los datos de demanda de electricidad acumulaban más de 12 meses consecutivos a la baja en términos interanuales. La caída de la demanda se amplía al 3% si se compara con la registrada en el primer trimestre de 2019, el último año completo que no se vio afectado por la crisis del coronavirus.

Fuerte subida en marzo

Al margen del conjunto del trimestre, donde sí se marcan claramente las diferencias es en el dato referido al mes de marzo, en el que la demanda eléctrica se ha incrementado de forma significativa, levemente por encima del 5%, de acuerdo con las cifras de la compañía encargada de la actividad de transporte.

Más en concreto, en la última quincena de marzo la demanda se ha disparado en 2021 un 10,1% en relación con el mismo periodo de 2020, debido al impacto que supuso el cese de toda actividad considerada como no esencial que se produjo en aquella fecha.

Menores restricciones

El principal motivo por el que el comportamiento de la demanda de electricidad no ha sido radicalmente mejor en 2021 hay que encontrarlo en la trayectoria de los dos meses anteriores, que en el caso de este ejercicio sí han estado afectados por el actual estado de alarma, aunque sea menos severo que el inicial, lo que no sucedió en los primeros 75 días de 2020.

Sin ir más lejos, en los dos primeros meses se registró una caída del 2%, especialmente pronunciada en febrero, mes en el que la demanda sufrió un descenso superior al 4% en relación con el mismo periodo de 2020.