Menú Buscar

Bricorama suspende pagos y se va de España

La empresa pretende vender sus tiendas de bricolaje a un tercero, como paso previo a su abandono del mercado nacional

Entrada a una de las tiendas Bricorama
11.10.2018 00:00 h.
3 min

Bricorama Iberia, con sede en Abrera, ha presentado un concurso​ voluntario ante el Juzgado Mercantil número 11 de Barcelona. En este caso no ha venido precedido del preconcurso, porque la empresa va directamente a la liquidación, lo que implicará su salida del mercado español.

Bricorama declara un activo de 22 millones, frente a un pasivo de 30 millones. Los fondos propios arrojan, pues, un saldo negativo de 8 millones.

Números rojos

Es de destacar que la compañía no debe un céntimo a los bancos. Las deudas se dividen por mitades sensiblemente iguales entre empresas del propio grupo y proveedores. En los últimos cuatro años Bricorama ha registrado unas pérdidas próximas a los 10 millones.

La compañía pertenece al consorcio francés Les Mousquetaires desde 2017, cuando este grupo se hizo con la red Bricorama, integrada por 170 tiendas, doce de ellas en España.

Tercero en Francia

Con esta integración, Les Mousquetaires elevó su cupo de mercado en Francia hasta el 14% y se situó en el podio de las empresas de distribución de productos de bricolaje, jardinería y decoración, tras Adeo (Leroy Merlin) y Kingfischer (Castorama y Brico Dépôt). Además de las 170 tiendas Bricorama, Les Mousquetaires posee 500 con las marcas Bricomarché y Brico Cash.

La decisión de cesar las actividades en España se debe al reducido número de puntos de venta, que no le han permitido superar nunca el 1% de cuota de mercado, a años luz de los gigantes Leroy Merlin y Akí Bricolaje.

Cierres

A comienzos de año la cadena Bricorama constaba de once puntos de venta en Abrera (Barcelona), Lleida, Alcoi, Finestrat, Petrer y Verger (Alicante), Vinarós (Castellón), Ontinyent (Valencia), Ciudad Real, Cuenca y Estepona (Málaga).

En 2017 cerró el centro de Zaratán (Valladolid), que a la vez albergaba la sede social de la compañía, y trasladó el cuartel general a sus instalaciones de Abrera. Este año ha bajado la persiana del establecimiento de Alcoi y en breve le tocará el turno a Finestrat.

Giro a la baja

La dirección de la casa pretende ceder las tiendas que quedan a otros operadores del ramo. Si no lo logra antes de final de año, se decretará la clausura de todos los puntos de venta. En 2017, Bricorama Iberia facturó 24 millones.

Les Mousquetaires controla Bricorama Iberia por medio de la sociedad Bricorama Mediterranee, cuyo balance también arroja un desequilibrio patrimonial.

¿Quiere hacer un comentario?