Menú Buscar
Un cartel que indica el alquiler de un piso, cuyo precio será regulado por la Generalitat

Comprar, más barato que alquilar a la larga

Los tipos de interés bajos y la vivienda que ha bajado de precio son las condiciones que propician la nueva situación

Olivia Feldman (Helpmycash)
2 min

Pocas veces el mercado financiero presenta unas condiciones tan propicias para comprar una vivienda como las que se dan en 2016. Los tipos de interés han llegado a mínimos históricos y el precio de la vivienda sigue a niveles relativamente bajos. Es difícil que coincidan ambas variantes. El comparador financiero helpmycash.com muestra cuánto podemos ahorrar al comprar una vivienda frente a un alquiler.

Según el portal inmobiliario Fotocasa, el precio medio de alquiler mensual por metro cuadrado en España ha sido de 7,13 euros en los últimos 12 meses, lo que suponen 713 euros por un domicilio de 100 metros cuadrados. Comprar una vivienda sale por 1.492,4 euros por metro cuadrado de media, en el primer trimestre de 2016, según datos del Ministerio de Fomento.

Ahorro en la compra

El interés medio (tanto a tipo fijo como variable) durante el primer año en las nuevas hipotecas firmadas en abril es del 2,09%, tal y como indica el Banco de España. Para una vivienda de 149.240 euros, una hipoteca que financie el 80% (119.392 euros) con un interés del 2,09% y un plazo de 30 años, genera una cuota mensual de 446,69 euros. Es decir, comprar una vivienda de 100 metros cuadrados a través de una hipoteca cuesta, en términos medios, 244 euros menos al mes que un alquiler.

Al menos, eso es lo que dicen los números. Y responde a la carrera alcista de los alquileres en los últimos años, frente a la estabilización del precio de compra después de varios años de profundas caídas. 

Más ahorro en las grandes ciudades 

En las dos ciudades más grandes de España, el precio del metro cuadrado de la vivienda se sitúa entre los cinco más altos del país. Comprar en Barcelona puede llegar a suponer, a largo plazo, un ahorro mensual de 522,44 euros. En Madrid la diferencia no es tan acusada, sino que comprar es 370 euros más barato cada mes que alquilar.

Para optar por la compra hay disponer, como mínimo del 30% del valor de la vivienda. El banco financia hasta el 80% y el 10% es lo que viene a costar de media el papelo y los impuestos.