Menú Buscar
Ada Colau (c), la acaldesa de Barcelona que busca 12 millones de privados para promover vivienda de protección oficial, con el resto de autoridades en los Premios Gaudí / AJ BCN

Colau pide 12 millones al socio privado de la promotora de viviendas metropolitana

El AMB dará este martes el disparo de salida de un concurso público en el que se buscará a un socio empresarial para Habitatge Metròpolis Barcelona

29.01.2019 00:00 h.
5 min

La puesta en marcha de la promotora de viviendas metropolitana de Barcelona será financiada por el sector privado. La alcaldesa de Barcelona y presidenta de la institución supramunicipal, Ada Colau, echa mano de los socios empresariales que quiere sumar al proyecto para obtener los 12 millones de euros que se destinarán a su activación.

Así se informará al resto de partidos con representación en el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) en el Consejo que se celebrará este martes. Se cambiará un plan inicial de este marco de colaboración público-privada que la alcaldesa de la capital catalana construye en la recta final del mandato.

Construcción de 4.500 viviendas

En la presentación de los presupuestos de la Administración supramunicipal que tuvo lugar en diciembre se manifestó que la ampliación de capital de la sociedad Habitatge Metròpolis Barcelona (HMB) sería suscrita a partes iguales entre el AMB y el Ayuntamiento de la ciudad. Un mes más tarde, se presenta en el plenario una modificación de los estatutos de la sociedad para indicar que el importe “será íntegramente suscrito y desembolsado en acciones de clase B por el socio privado seleccionado”.

BComú aún no cuenta con el socio privado que le ayude a promover hasta 4.500 viviendas de alquiler asequible en la próxima década. La mitad de ellas estarán en la capital catalana, tal y como se explicó en la presentación de la iniciativa.

Empresa de economía mixta

Implicaba transformar HMB, participada al 50% entre la corporación metropolitana y el consistorio, en una empresa de economía mixta. De hecho, implicaba un giro político para el partido de la alcaldesa, ya que a lo largo de la legislatura que concluye en mayo ha intentado desmontar otras compañías público-privadas que estaban en marcha en la institución, como la sociedad mixta que gestiona el agua.

Fuentes próximas al equipo de Colau explican que se reconoce que sin el apoyo económico externo no se podrán cumplir con los objetivos en vivienda de protección oficial. Este ha sido el gran obstáculo que BComú no ha logrado superar en su primera legislatura en el poder. Llegó al Ayuntamiento de la ciudad gracias, en gran medida, del trabajo que la alcaldesa había hecho en la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), pero ha incumplido la promesa electoral de inaugurar 4.000 pisos públicos de obra nueva.

El gran problema de Colau: la vivienda pública

Según los últimos cálculos municipales, habría construido cerca de 700 viviendas de este perfil. Incluso ha movilizado recursos para comprar promociones que ya estaba terminadas para intentar mejorar estas cifras. Como los 5,8 millones que se destinaron en a finales de diciembre para comprar un bloque de 114 pisos en el barrio de Marina a Proviure CZF Parc d’Habitatges.

La sociedad mixta HMB jugará un papel determinante los próximos años para evitar que se repita la situación de los últimos cuatro años, donde las voces más críticas con Colau y su equipo les acusan de parálisis. Primero, deberán buscar al socio privado que les acompañe en la iniciativa.

Apertura de concurso público

En el Consejo metropolitano de este martes también se espera, salvo sorpresas de última hora, que se autorice la apertura de un concurso público para sumarlo a la promotora de vivienda mixta municipal.

En la misma sesión también se pedirá autorización para firmar una operación de endeudamiento a largo plazo por un máximo de 50 millones de euros con el Banco Europeo de Inversión (BEI). Se financiará de este modo el programa de “rehabilitación residencial extensiva en zonas vulnerables”.

Por otro lado, se prolongará el contrato provisional del Nit Bus de Barcelona y los municipios de la zona norte a TUSGSAL, una concesión que se debe reactivar; se aprobará el reparto de 480.000 euros a tres fundaciones; y se aprobará el incremento salarial del 2,25% a los trabajadores públicos del AMB y sus empresas dependientes.