Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en las jornadas del Círculo de Economía celebradas en Sitges.

Colau defiende la protección de manteros y 'okupas' ante los empresarios

La alcaldesa de Barcelona propone la creación de la figura del alcalde metropolitano y tiende la mano a la colaboración del sector privado, pero con el liderazgo público

Cristina Farrés / María Jesús Cañizares
5 min

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha puesto de manifiesto la necesidad de proteger a los vendedores ambulantes, por ser un colectivo en situación de vulnerabilidad, y ha defendido la ocupación de locales vacíos para dedicarlos a actividades culturales.

Colau es la primera alcaldesa invitada por el Círculo de Economía en estas jornadas que cumplen su trigésimo segundo aniversario. Ha intervenido el mismo día en que el prestigioso diario británico The Guardian encumbraba a la heredera del movimiento 15M como líder mundial, pero también en plena crisis municipal por los altercados protagonizados por jóvenes anstisistema tras el desalojo de una entidad bancaria del barrio de Gràcia.

Anomalía

La líder de BCN Comú ha dicho que Barcelona tiene muchos pisos y locales vacíos "solo por motivos especulativos y eso es una anomalía". Ha precisado que "nosotros no damos locales porque sí pero, si podemos darlos a personas que pueden dedicar esos locales a actividades sociales y culturales, ¿por qué no vamos a hacerlo?". Respecto al fenómeno de los manteros ha asegurado que "se trata de personas con riesgo de exclusión social que quieren trabajar, hay que generar respuestas globales. No se puede permitir la venta ambulante, pero detrás hay redes ilegales que no pagan impuestos. Eso no hay que permitirlo, pero a las personas en situación de vulnerabilidad hay que protegerlas".

Los empresarios también se han interesado por las informaciones que apuntaban al fichaje de familiares como altos cargos del ayuntamiento. Colau ha defendido sus políticas de transparencia, la introducción de un código ético y a reducción de altos cargos.

La alcaldesa ha asegurado conocer desde hace años al presidente del Círculo de Economía, Antón Costas, con quien ha compartido foros sobre el reparto de la riqueza. Desde entonces, ha dicho la primera edil, han pasado muchas cosas. Un proceso, ha dicho, en el que plataformas de confluencia ciudadana han pasado a gobernar las ciudades más importantes de España.

Evitar la xenofobia

Ello se ha debido, según Colau, a las políticas de austeridad, la gestión de la crisis y los casos de corrupción política. "Estos procesos de incertidumbre han provocado otros fenómenos en otros países de Europa, por ejemplo la xenofobia, algo que no ha pasado en España y eso es positivo. Hay que ponerlo en valor", ha explicado.

Élites política y económicas "acostumbradas a tener el poder", ha añadido, recelaron de la llegada de estos movimientos a los ayuntamientos. "Se dieron voces de alarma, que las inversiones huirían de nuestras ciudades, frustración... Ha pasado un año y eso no está sucediendo".

No obstante, según Ada Colau, hay retos que afrontar, como potenciar el papel de las ciudades en una economía global, pues "cuando estallan las crisis globales, son las ciudades las que más sufren, pero la gobernanza se basa aún en los Estados". Por ello, ha reclamado más competencias normativas y ejecutivas para los ayuntamientos, y enfocar las políticas en una estrategia de igualdad de oportunidades.

Potencialidades

En el caso de Barcelona, existen grandes potencialidades, como por ejemplo el turismo, pero "nosotros nos encontramos una situación de descontrol que ponía en peligro el futuro de este sector, además de un desequilibrio en la oferta de apartamentos turísticos que generaba especulación. Por eso hicimos una moratoria para poner orden y ver dónde se puede crecer y con qué criterios".

Asegura que esa revisión se hizo con todos los actores (empresariales, vecinales..). Al respecto, ha defendido la vertebración metropolitana para que las ciudades no compitan entre sí. Por ello, ha propuesto la figura de un alcalde metropolitano que gobierne la "ciudad real", que va más allá de Barcelona, lo cual "sería ideal para hablar de reindustrialización, turismo, cohesión social y reequilibrio".

Tranvía por la Diagonal

Los empresarios han preguntado si la conexión de los dos tranvías a través de la avenida Diagonal es un capricho, algo que ha negado Colau, quien ha recordado que llevaba ese proyecto en su programa electoral por sus ventajas medioambientales.

Por otro lado, Colau ha dicho que Europa ha perdido la confianza de los ciudadanos debido a las medidas de austeridad y a la respuesta a la crisis de los refugiados, de ahí la necesidad de "una refundación".

Colau ha extendido la mano a los empresarios para "lograr una colaboración, pero que esté liderada por el ámbito público. Para favorecer un ciudad más sostenible y justa".