Menú Buscar
Carles Puigdemont (centro) en el Parlament.

Cataluña tendrá política industrial a pesar de su Gobierno

Los integrantes del Pacto Más Industria darán el primer paso en el Parlament para crear una comisión con agentes sociales que garantice las líneas de actuación en el sector a largo plazo

4 min

La política industrial de Cataluña en las dos últimas legislaturas ha sido muchas cosas excepto algo real, aseguran los agentes sociales implicados en su desarrollo. Ninguno de los últimos gobiernos ha apostado por llevarla a cabo. Por ello, patronales, sindicatos, universidades y colegios profesionales del sector trabajan desde diciembre de 2012 en definir las líneas de actuación básicas para asegurar la reindustrialización en el marco del Pacto Más Industria. Un acuerdo sobre su necesidad y sobre su implementación que estará por encima de quién esté al frente del Ejecutivo en cada momento.

Sumaron al acuerdo a los partidos políticos con presencia en el hemiciclo a principios de abril y esta semana darán un paso más para asegurar que las 138 medidas identificadas desde hace años lleguen a buen puerto.

Documento final

Todos ellos han trabajado en el último mes en pulir los detalles del documento final que se presentará ante la Mesa del Parlament. ¿Cuál es la principal diferencia entre el informe que se dio a conocer el 11 de abril? Básicamente, ciertos puntos del redactado que “incomodaban a algunos de los firmantes”, indican fuentes del Pacto Más Industria.

Se ha rebajado el tono de reproche a la falta de política industrial de las dos últimas legislaturas, ya que CDC no encajó demasiado bien las críticas a pesar de que Junts pel Sí ha firmado el informe final. Lo ha hecho su portavoz parlamentaria, Marta Rovira (ERC).

Comisión mixta

A partir de este momento, los firmantes esperan que ningún partido se apee a iniciativa y saque adelante todas las medidas urgentes que se identificaron desde hace años para garantizar una verdadera política industrial en Cataluña.

La más importante de todas ellas es la creación de una comisión mixta con presencia de representantes políticos y agentes sociales para fiscalizar la implementación del plan. Su principal cometido será vigilar que no se frenen las iniciativas. En el redactado final del documento se deja claro que el compromiso que se adopta al presentarlo ante la Mesa del Parlament es el de fomentar un “marco de concertación política y de diálogo social y una hoja de ruta de largo recorrido para abordar el relanzamiento de la economía catalana con una orientación industrialista”.

Políticas a largo plazo

“El éxito del plan es que hasta ahora las políticas industriales se han diseñado a cuatro años vista, y nosotros pensamos en proyectos a largo plazo”, indican los firmantes, “van más allá de la coyuntura política”.

La constitución de la comisión será la demostración de que el Pacto Más Industria “realmente toma cuerpo”, añaden los mismos interlocutores, ya que será la garantía de que las iniciativas económicas para favorecer el tejido industrial se potenciarán “gobierne quien gobierne”.

Compromiso más allá de la foto

Los agentes sociales dan por sentado que el compromiso actual irá más lejos de la foto. Queda en el aire conocer las atribuciones que finalmente tendrá la comisión y si se mantendrá en el tiempo. Aunque avisan de que si se condena al letargo este ámbito de fiscalización y diálogo actuarán.

Ahora, más que nunca, consideran que Cataluña ya no puede pasar más sin política industrial.
Destacadas en Business