Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente del PP, Pablo Casado, en el Círculo de Economía / CdECONOMIA

Casado defiende “una armonización fiscal a la baja” para recuperar la economía

El líder del PP ofrece su partido para “garantizar la estabilidad política en Cataluña”, y defiende la propuesta de Foment de inyectar 50.000 millones a las empresas

6 min

Pablo Casado mantiene el cuerpo central del proyecto ideológico del PP. En el Círculo de Economía, y con las preguntas de los empresarios sobre cómo se reequilibra el conjunto de Estado, el líder del PP no ha querido dorar la píldora a sus interlocutores. Y, frente a las acusaciones de Esquerra Republicana y de diferentes economistas que hablan de “dumping fiscal” de Madrid, Casado ha defendido “una armonización fiscal a la baja” para recuperar la economía, rechazando los “agravios” desde Cataluña.

Su pronóstico es que Cataluña y Barcelona volverán a competir y a recuperar todo el impulso que les ha caracterizado si apuestan por dejar de lado esos agravios y defiende la economía productiva, dejando atrás una política impositiva, por ejemplo, que ve “excesiva”, con hasta “15 tributos propios”.

Garantizar la estabilidad

Ese ha sido su mensaje, en el Círculo de Economía, con una idea central, y que el PP ha iniciado un camino “de largo recorrido” en Cataluña y que se pone a disposición de la “estabilidad política” cuando el nuevo gobierno que salga de las urnas se pueda formar. “Creo que es mejor pensar en el PP para garantizar esa estabilidad que en la CUP”, ha señalado.

faus casado  CE093A8202 1
Javier Faus y Pablo Casado, en el Círculo de Economía / CdECONOMIA

Pero la presencia de Casado en la sede del lobby empresarial ha constatado también la posición del PP respecto a su relación con el Gobierno de Pedro Sánchez. El PP, ha señalado, ofreció cuatro grandes pactos de Estado al Ejecutivo, sin una respuesta de Sánchez. Y que lo prioritario, una vez constatado ese rechazo, --porque es Sánchez “quien debe elegir entre sus socios o la recuperación económica que marca Europa”--- es que España “mantenga una alternativa”. Es decir, que si el PP buscara todos los acuerdos posibles con el Gobierno de coalición que preside Sánchez, y el país no supiera superar la grave situación provocada por la pandemia del Covid, no habría una alternativa política clara, y “ganarían los extremos”, en una clara alusión a Vox.

Contra la Generalitat, por aplazar las elecciones

Casado se ha quedado de que el Govern de la Generalitat “no ha dado toda la información” sobre los posibles votantes que no hubiera podido votar en las elecciones del 14F, y se ha limitado a esperar la decisión de la Justicia tras los diferentes recursos que se han presentado en contra de la decisión de aplazar los comicios por parte del Ejecutivo catalán. A pesar de criticar al Govern, Casado no ha hecho una crítica frontal a esa decisión. Sí, en cambio, ha reprochado al ministro de Sanidad, Salvador Illa, que no dimita al entender que no puede compatibilizar el cargo con la candidatiura a la Generalitat, como cabeza de filas del PSC. "Un ministro, en estos momentos, debe dedicarse por completo", ha señalado.

Y en ese contexto, y con la posibilidad de que el Ejecutivo español acabe indultado a los políticos independentistas presos, Casado ha insistido en que se debe “cumplir la ley” y no “confundir más ni engañar” a los electores. El líder del PP ha recordado que Sánchez, en la campaña electoral, rechazó esos indultos e, incluso, “fue más allá al prometer que traería a Carles Puigdemont a España para ser juzgado”.

Dinero directo a las empresas

El presidente del Círculo de Economía, Javier Faus, ha señalado que el lobby empresarial “respetará las decisiones de la Justica sobre la convocatoria electoral”, pero que “no se puede perder más tiempo y el país debe ponerse en marcha lo antes posible, abandonando ya las disputas internas, recordando la nota de opinión del pasado mes de julio del propio Círculo de Economía.

Casado se ha referido a la necesidad de aprovechar bien los fondos europeos y ha abogado, haciendo suya la propuesta de Foment del Treball, por inyectar dinero directamente en las empresas. La patronal que dirige Josep Sánchez Llibre ha calculado en 50.000 millones la necesidad de financiación de las empresas para poder aguantar todos estos meses.