Menú Buscar
Mariano Rajoy (i), presidente del Gobierno en funciones, y Miquel Valls (d), presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona. / FOTOMONTAJE CG

La Cámara de Barcelona exige al Gobierno central que asuma más recortes

Miquel Valls afirma que no se puede poner toda la presión de reducir el déficit en las autonomías y asegura que el proceso independentista hubiera sido diferente con más inversión estatal

4 min

La Cámara de Comercio de Barcelona ha exigido al Gobierno central que asuma más recortes en las Administración que depende de su gestión ante el reto de reducir el límite de déficit público marcado por la Unión Europea. El presidente de la institución de promoción económica, Miquel Valls, ha roto una lanza a favor del trabajo que se ha emprendido hasta la fecha a nivel autonómico para rebajar el gasto del aparato institucional.

“Creo que ya se ha recortado todo lo que se podía recortar”, manifestó en una entrevista con Europa Press. Con el ejemplo de Cataluña en mente, el patrón empresarial señaló que se ha llegado al límite “en ámbitos como sanidad y educación”. Todo ello, mientras los ajustes que se ha acometido a nivel central han sido mínimos según su punto de vista.

Sistema de financiación autonómico

“Aquí más recortes no se pueden hacer; al contrario, lo que se debería impulsar son derivaciones de mayores recursos con la reforma del sistema de financiación autonómica, que ya tocaba hace dos años”, declaró.

Valls puso como ejemplo ministerios como el de Sanidad o el de Cultura que tienen prácticamente todas las competencias transmitidas a las comunidades, pero eso no ha implicado un freno en las duplicidades y el exceso de personal. Esto es lo que se debería resolver en un primer momento, según su juicio, y pasa de forma imperativa por un acuerdo entre los principales partido políticos del país.

El consenso es básico para acometer la reforma estructural que se debe acometer para evitar un “rescate como le pasó a Grecia”, advirtió el líder de las Cámaras catalanas.

Freno al independentismo

De hecho, defendió que el proceso independentista catalán no hubiera llegado al nivel actual si el Estado hubiera invertido más en Cataluña. “Las cosas hubieran ido de otra firma”, señaló.

La Cámara de Barcelona destacó de nuevo el freno a la competitividad empresarial que provoca la falta de recursos para la mejora de las infraestructuras de entrada a Barcelona, uno de los focos económicos más importantes de España.

Acuerdos políticos

La institución de promoción económica mantiene que la falta de acuerdo político es capital para explicar los retrasos que acumula Cataluña y que deriva en un ahogo tanto para el transporte público como el privado en que la economía es la damnificada final.

“La lucha y el enfrentamiento de unos y otros lleva a no avanzar”, sentenció Valls. Para el presidente de la organización de promoción económica, el modelo que se debe seguir es el de alcanzar acuerdos como el de la ampliación del Aeropuerto de Barcelona. Puso más deberes al próximo Gobierno central.