Menú Buscar
Una oficina de Caixabank / CAIXABANK

Caixabank facilita la concesión de créditos y reduce los dividendos para reactivar la economía

La entidad activa un paquete de medidas para atenuar los efectos del coronavirus que incluye adelantar las pensiones, condonar alquileres de sus viviendas y rebajar el ratio de solvencia

4 min

El Grupo Caixabank ha anunciado un amplio paquete de medidas destinadas a atenuar los efectos económicos del coronavirus y apoyar las necesidades de empresas y particulares.

Entre estas iniciativas destacan una línea de préstamos preconcedidos de hasta 25.000 millones de euros para pymes y autónomos, adelantar al día 20 el abono de las pensionescondonar los alquileres de las viviendas de su propiedad.

"Responsabilidad social"

Estas medidas se enmarcan en la estrategia de Caixabank para convertirse en una pieza clave para que la recuperación de la economía española y portuguesa sea lo más rápida posible, facilitando que la concesión de crédito llegue allí donde sea necesaria, en coordinación con los esquemas de garantías estatales y haciendo un eficiente uso del capital que proporcione un adecuado retorno a los accionistas.

En ese marco, y como ejercicio de "prudencia y responsabilidad social", el consejo de administración de la entidad ha decidido reducir el dividendo en efectivo propuesto para el ejercicio 2019 a 0,07 euros por acción --desde los 0,15 euros por acción previstos, a pagar el próximo 15 de abril--. También ha modificado la política de dividendos para el ejercicio 2020, inicialmente consistente en la distribución de un dividendo en efectivo superior al 50% del beneficio neto reportado, pasando ahora a la distribución de un dividendo en efectivo no superior al 30% del beneficio neto reportado.

El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar / EFE
El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar / EFE

Preparados para el escenario negativo

Con el fin de acomodar la posición del banco al nuevo entorno, y tras considerar nuevos aspectos regulatorios y supervisores, el consejo de administración ha acordado reducir al 11,5% el objetivo de la ratio de solvencia CET1 desde el 12% anteriormente establecido.

La entidad sostiene que "la sólida posición de solvencia y liquidez" del Grupo Caixabank a cierre del ejercicio 2019, con una ratio de capital CET1 del 12%, que supone un margen de gestión respecto de los requerimientos supervisores del 3,25%, y una posición de activos líquidos superior a los 89.000 millones de euros, permite afrontar con confianza el escenario económico negativo que previsiblemente se desarrollará durante el resto del ejercicio 2020.

Gortázar renuncia a su remuneración variable

Por otra parte, el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha manifestado su intención de renunciar a la remuneración variable correspondiente a 2020.

Mientras que en la situación de estado de alarma en la que se encuentra el país, la entidad también ha decidido desconvocar la junta general ordinaria de accionistas cuya celebración estaba prevista los días 2 y 3 de abril de 2020 en primera y segunda convocatoria, respectivamente.

Clientes, empleados y sociedad

Gortázar ha explicado que el consejo pretende reforzar la solvencia de la entidad y "el compromiso, la colaboración y el apoyo a clientes, a empleados y a la sociedad en su conjunto, tanto desde el punto de vista económico y financiero, como también social y humano".

En esa línea, el presidente de la entidad, Jordi Gual ha transmitido un mensaje de agradecimiento, responsabilidad y confianza: "Con la incalculable colaboración de todos los empleados de la entidad, desde Caixabank apoyamos y apoyaremos a nuestros clientes y a nuestra economía para que salga de este bache de la manera más rápida posible. [...] Como banca socialmente responsable, nuestro compromiso nos lleva a buscar las mejores soluciones posibles para poder reactivar juntos la economía".