Menú Buscar
Jordi Gual, presidente de Caixabank, en la presentación de los resultados de la entidad de 2017 en Valencia / EFE

Caixabank abre la puerta a convertirse en un banco digital internacional

El presidente de la entidad aparca por el momento las operaciones corporativas fuera de Europa en el último año de vigencia del plan estratégico

4 min

El presidente de Caixabank, Jordi Gual, se ha mostrado poco partidario de ejecutar nuevas operaciones corporativas para abordar una de las asignaturas pendientes de la entidad, el crecimiento internacional. En la presentación de unos resultados históricos para el grupo en Valencia, el máximo directivo ha detallado que la “adquisición en Portugal [de BPI] nos confirma que las operaciones transfronterizas en la zona euro son complejas desde el punto de vista de la legislación comercial, corporativa, la regulación, etc.”.

Su falta de optimismo en ir de compras en el continente en un momento en el que los analisas apuntan hacia una nueva reestructuración financiera a nivel europeo se compensa por las oportunidades que se abren en este sentido con la aplicación de las nuevas tecnologías. “Avanzamos en un mundo de banca cada vez más digitalizado”, ha relatado Gual, “el interrogante es en qué medida tienen sentido las adquisiciones transfronterizas cuando las operaciones se hacen cada vez más a través de ofertas digitales sin presencia física”.

Nuevo plan estratégico

Cuestión que el banco analizará a lo largo de los próximos 11 meses. Caixabank entra en el último año de vigencia de su plan estratégico y su cúpula deberá consensuar la hoja de ruta que ejecutará desde 2019 hasta 2021.

Entre los elementos que se debatirán está el impacto de la digitalización y cuál y cómo se debe articular la presencia del banco en el ámbito internacional.

Integración de BPI

Por ahora, Gual asegura que el ejercicio en curso será de nuevo “el año de BPI”. Declara que aún queda trabajo pendiente para mejorar la relación entre la filial lusa y su casa madre para mejorar en eficiencias y optimización de procesos. Además de cumplir con el objetivo de crecer en Portugal. “La cuota en este país es menor de la que tenemos en España y consideramos que hay recorrido”, ha manifestado.

En cuanto al plan estratégico que concluye, el presidente de Caixabank asegura que se ha “avanzado de forma favorable en las cinco líneas” que se marcaban como prioritarias. Hecho que se ha traducido en la gestión de mayores recursos de clientes, un crecimiento en el negocio bancario tradicional, de la rentabilidad --que se sitúa ya entre el 9% y el 11% --y un avance en la digitalización.

Clientes digitales

Inician 2018 con un 55% de sus clientes que usan de forma recurrente las herramientas de banca on line de las que dispone, un portal en constante actualización. Con todo, el presiente del Caixabank reconoce la importancia que aún tienen las oficinas físicas. Dos tercios de los clientes digitales también se acercan a ellas para determinadas operaciones. Hecho que también incide a la hora de debatir sobre el crecimiento exterior. 

Destacadas en Business