Menú Buscar
Beatriz de Guindos, sobrina del ministro de Economía, y la entrada de la CNMC / FOTOMONTAJE DE CG

Beatriz de Guindos, sobrina del ministro, regresa a la CNMC tras su “promoción” en el Banco Mundial

Otro caso de altos funcionarios de la Administración central que arroja sospechas de nepotismo sobre la diplomacia española

4 min

Beatriz de Guindos Talavera, la sobrina del ministro de Economía, Luis de Guindos, se reincorporará a la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC), tras agotar el término de dos años de su puesto como directora ejecutiva alterna en el Banco Mundial.

De Guindos Talavera presentó hace dos años una renuncia "irrevocable" al cargo de directora de Competencia que ocupó durante más de una década. La razón: una “promoción” hacia el Banco Mundial. Pero ahora, tras dos años en Washington, debe regresar a la institución, aunque lo hará como asesora de la presidencia.

Sombras de nepotismo

Cualquier funcionario puede postular al puesto en el Banco Mundial que le fue concedido a Beatriz de Guindos. No es un puesto político. Pero el candidato español se designa a propuesta de una comisión evaluadora formada por altos cargos del Ministerio de Economía.

El nombramiento de Beatriz de Guindos se produjo en noviembre de 2014 y por entonces, su tío Luis de Guindos ya era el titular de Economía y Competitividad. La justificación de la CNMC fue que se trataba de una simple “promoción interna” de Guindos Talavera, que ocupaba el cargo de subdirectora de Industria y Energía en la Dirección de Investigación en la Comisión.

En realidad, era un caso muy parecido al del exministro de Industria, José Manuel Soria, cuya candidatura a ocupar un cargo en el Banco Mundial fue avalada por la comisión ministerial correspondiente. El político tuvo que renunciar por las sombras de corruopción que le acechaban desde que su nombre apareció en los papeles de Panamá.

La hija de Arias Cañete, un caso similar

Con este regreso inesperado de Beatriz de Guindos a la CNMC se reabre la polémica de los nepotismos en la diplomacia española. El nombramiento de la sobrina de Guindos en el Banco Mundial activó una cadena de enchufismos.

La silla que Beatriz de Guindos dejó vacía en la CNMC en 2014 fue ocupada por Micaela Arias, hija del extitular de Agricultura y actual comisario europeo, Miguel Arias-Cañete. Hasta la fecha, Micaela Arias-Cañete había sido la número dos de Beatriz de Guindos en el mismo organismo, así que para ella se trató de subir un mero escalafón.

El ministro Luis de Guindos no tuvo más remedio que salir al paso de la inevitable polémica de los que atan cabos y aclaró entonces que el Gobierno "no interviene absolutamente para nada" en el nombramiento de los directivos de la CNMC.

España abandona la silla rotatoria del BM

El puesto en el Banco Mundial que abandona la sobrina del ministro, de duración bienual, finaliza ahora para España. Es el turno de que lo ocupe un director ejecutivo mexicano o venezolano, un nombramiento en el que Madrid no tiene ni voz ni voto