Menú Buscar

BBVA pasa revista a la marca CatalunyaCaixa

La entidad lanza un estudio de mercado para valorar la percepción tanto del banco presidido por Francisco González como la filial que mantienen desde 2015

Francisco González, presidente de BBVA en una imagen de archivo / EFE
16.06.2018 00:00 h.
3 min

BBVA decidió en abril de 2016 mantener la marca CX, la imagen comercial de CatalunyaCaixa, en su proyecto de fusión. Un año después de pagar 1.165 millones de euros para adquirir la entidad, activaba con este anuncio una integración con la que se quería mantener parte de los vestigios heredados. Se temía perder arraigo en la comunidad catalana con un movimiento en este sentido. Tres años después, la política está bajo revisión.

La entidad presidida por Francisco González ha activado un estudio de mercado para comprobar qué percepción tiene la población catalana del banco. El objetivo de las encuestas a los clientes que se realizan en los últimos días es medir las implicaciones que tendría acabar con la duplicidad en las marcas.

Percepción de marca en el territorio

Además, se inquiere sobre la vinculación de BBVA con Cataluña. Fuentes de la entidad señalan que uno de los objetivos del grupo de González es mejorar la percepción de marca en el territorio.

El banco tiene una cuota de mercado cercana al 25% en la zona. Cifra que ha alcanzado gracias a la adquisición de CatalunyaCaixa (CatalunyaBanc en el momento de la operación) y de Unnim, el grupo que nació de la unión de Caixa Sabadell, Caixa Terrassa y Caixa Manlleu. Pero este peso en negocio no tiene una equivalencia en percepción de marca.

Preguntas sobre la liquidación

Los portavoces de BBVA aseguran que la política sobre las marcas del grupo financiero no ha variado. Explican que son habituales los estudios de mercado sobre todos los productos y servicios que ofrecen y que la pregunta sobre CX se enmarcaría en una de estas iniciativas.

Otras fuentes de la entidad reconocen el rara avis que supone la organización de marcas en Cataluña. Especialmente en las oficinas, donde no se ha seguido un criterio unificado. Se han limitado los centros que operan de forma casi exclusiva con CX, aunque aún perduran algunos. Lo más habitual es que esta imagen visual conviva con la de BBVA de forma un tanto anárquica.

Parte de la encuesta incidía en recabar la opinión sobre si se prefería liquidar la marca CX de forma puntual o de golpe. Se apunta a que el banco de González quiere poner orden a su principal estrategia de marketing, la presencia visual en las calles. Los portavoces de BBVA señalan que cualquier cambio en este sentido no se realizará a corto plazo.

¿Quiere hacer un comentario?