Menú Buscar
Interior de la sede de BBVA en Madrid / Luis M. García

BBVA confirma que Cataluña deja de ser el motor de la economía

El banco prevé que la comunidad crezca al 1,8% este año, una décima menos que el conjunto de España, mientras considera que los disturbios pueden restar al PIB final

5 min

Cataluña se descuelga como gran motor de la economía española. Así lo ha confirmado este miércoles el servicio de análisis de BBVA, que prevé un crecimiento del PIB del 1,8% en la comunidad autónoma durante este año y del 1,6% para 2020. De este modo, la economía española superará en un décima a la catalana, mientras que para el año próximo el ritmo de ambas será el mismo. Además, el banco considera que los disturbios tras la sentencia del Supremo pueden tener un impacto de una o dos décimas.

Entre las causas que explican la pérdida de tirón de la economía catalana se encuentra la caída de la demanda interna, que está resultando “más intensa que en el resto de España”, según el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso, que ha dibujado un “escenario negativo” a causa de la incertidumbre comercial y política. El menor dinamismo en el consumo privado se aprecia de forma mayor en sectores como el del automóvil aunque se trata de un síntoma que afecta a toda la industria.

Tensiones comerciales

Además de la caída de la demanda interna, la recesión de la industria catalana también atiende a factores temporales, como las tensiones del comercio internacional, que desde el BBVA apuestan por que mejoren a partir de 2020, mientras que existen otros estructurales, como los aranceles entre Estados Unidos y la Unión Europea. “Podremos ver mejoras pero son medidas que han venido para quedarse”, ha apuntado Cardoso sobre este asunto, al tiempo que ha confirmado que “la recuperación no será tan potente como en ciclos anteriores”.

En este contexto, si ya el año anterior el PIB catalán quedó una décima por debajo del conjunto de España, que se situó en el 2,4%, para 2019 el comportamiento será el mismo según el banco. Mientras tanto, el tirón de Madrid va en aumento. La capital registró un crecimiento del 3,7%, mientras que la previsión del BBVA es que para este año sea del 2,6% y del 2,2% para 2020.

Impacto de los disturbios

Sobre la tensión política y social en Cataluña tras la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes del 1-O, Cardoso considera que “si la tensión es temporal, el efecto será limitado y podríamos hablar de una o dos décimas como mucho en el crecimiento, pero si es una situación continuada, podría tener impacto”.

El banco ha realizado un estudio a través del gasto con tarjetas y terminales de pago (TPV) de BBVA durante el mes de octubre en Cataluña que muestra cómo a partir del 14 de octubre —cuando se publicó la sentencia— el consumo entre los residentes comenzó a descender y tocó suelo el día 18, con motivo de la huelga independentista, mientras que en los días posteriores se fue recuperando. No obstante, en lo que respecta a los extranjeros, la bajada ha sido más acusada con una caída desde los días previos a la sentencia que todavía no ha vuelto a sus niveles habituales. De hecho, como puede apreciarse, la caída es más acusada que en octubre de 2017, durante los días previos al 1-O y la DUI.

Caída del gasto de los extranjeros

La mayor bajada se dio entre los extranjeros, que dejaron de gastar entre un 15 y un 20% menos, mientras que los residentes en Cataluña lo hicieron entre un 8 y 10% menos. Ante esta situación, Cardoso ha detallado que el impacto de los disturbios y las protestas “está siendo negativo aunque parece ser temporal”.

De continuar con la situación prevista por BBVA Research, en Cataluña se crearán 115.000 puestos de trabajo para 2020, lo que llevaría a una reducción de la tasa de paro de en torno al 11% entre este año y el próximo. No obstante, el banco ha mostrado precaución en el estudio de los datos al señalar que “se está desacelerando el ritmo de creación de empleo en la región”.