Menú Buscar
Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter

Bankinter mejora sus resultados un 6,3% en 2018

Las comisiones, que aumentan al mismo ritmo que el beneficio, suponen ya el 23% del margen de intereses

3 min

Bankinter logró un beneficio récord de 526,4 millones de euros en 2018, lo que supone un incremento del 6,3% respecto a 2017. Antes de impuestos, el resultado fue de 721,1 millones, el 6,5% más.

Los resultados subrayan ciertas fortalezas del banco, según su dirección, entre las que destaca la rentabilidad, con un ROE, o rentabilidad sobre el capital invertido, del 13,2%, que sigue situando a Bankinter "como el banco cotizado español más rentable".

El peso de las comisiones

El margen de intereses del ejercicio pasado fue 1.094,3 millones de euros, lo que supone un 5,8% más que hace un año, al tiempo que el margen bruto alcanzó los 1.940 millones, un 6,4% más que al cierre de 2017, con unos ingresos por comisiones de 450 millones, que crecen al 6,2% y suponen ya el 23% del total de este margen.

El margen de explotación se situó en 936,4 millones, lo que significa un crecimiento del 6,5%, a pesar de unos gastos que se han incrementado un 6,2% durante este año: un 4,3% más los de la actividad bancaria en España y un 13,5% los de Línea Directa para impulsar nuevos negocios.

Aumentan los préstamos

La inversión crediticia a clientes sumó en 2018 un total de 55.469,6 millones, un 4,1% más respecto al mismo dato de hace un año.

En España la cartera de inversión crediticia asciende a 50.100 millones frente a los 48.500 millones de hace un año, un 3,3%, lo que supone seguir creciendo en crédito mientras que el sector en España decrecía en ese mismo epígrafe un 1,9%, con datos a noviembre.

La morosidad cae al 2,8%

En lo que se refiere a los activos, Bankinter ha destacado que mantiene sus cifras en una "óptima situación", al reducirse la morosidad total del grupo por debajo del 3%, concretamente en el 2,90%, menos de la mitad que la media sectorial. Por lo que se refiere a la morosidad en España, esta se reduce al 2,84%.

El banco ha subrayado la tendencia similar experimentada por la cartera de activos inmobiliarios adjudicados, que se ha reducido en este periodo hasta alcanzar un valor bruto de 348,2 millones cuando a finales de 2017 se situaba en los 411,6 millones. La cobertura de estos adjudicados es del 44,4%.