Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Las tecnologías de pago, uno de los ámbitos más revolucionados por las 'fintech' / EP

Los bancos españoles “perderán áreas de negocio” por la irrupción de las ‘fintech’

Un estudio de Eada e Isdi analiza los principales retos y amenazas que suponen las nuevas tecnologías financieras para el sector

3 min

Las principales entidades bancarias en España han abierto un camino hacia un modelo más digital, hasta el punto de que este ha sido uno de los motivos esgrimidos para recortar personal en despidos colectivos como el de BBVA. Sin embargo, la irrupción de las compañías de tecnologías financieras --fintech-- oscurece el futuro de la banca tradicional, que deberá competir con estos nuevos actores por el mismo mercado.

“Es inevitable que los bancos empiecen a perder áreas de negocio y se desprendan de las que no son eficientes o que las fintech hagan las que dominan más”, ha vaticinado el profesor de Finanzas Joan Torras este miércoles en la presentación de un estudio de Eada e Isdi del que es coautor. 

Las ‘fintech’ se harán con la deuda

Según Torras, las entidades tradicionales “van a mantener los negocios de gestión activa”, mientras que “la gestión pasiva, los fondos de inversión… ya lo hacen las máquinas". Asimismo, ha augurado que “el sector hipotecario va a ser de los que van a tardar más en transformarse, pero los pagos, la gestión de divisas… ya no tiene más recorrido”.

Por ello, ha asegurado que “desde las mismas compañías se tendría que impulsar” la transición hacia la digitalización, ya que “están perdiendo oportunidades importantes de mejorar su modelo de negocio”, así como de recortar costes, aunque para ello habría que “formar al empleado”. Raushan Kretzschmar, directora del Máster de Fintech de Eada y responsable académica del estudio, ha trasladado el mismo mensaje: “Si no incorporan las fintech, van a sufrir. Tienen que incorporarlas”.

Falta de liderazgo público

Kretzschmar y Torras también han destacado que la mitad de los 200 profesionales consultados --en estudio ha encuestado además a 100 jóvenes interesados en las finanzas-- señalan que los avances en fintech se están produciendo sobre todo desde inversores privados y multinacionales, algo que deja “al margen” al Gobierno y las instituciones autonómicas, que según los investigadores, deberían adoptar un rol más activo para impedir que “el poder de los lobbies de la banca” junto con la poca experiencia de los usuarios lastre la evolución del sector en España.

Ello, en un contexto en el que los encuestados dejan en buen lugar a Barcelona como ciudad pionera en fintech: queda en el octavo puesto, aunque por detrás de Madrid --sexta--, en un ranking que lidera Nueva York.