Menú Buscar
El presidente del Banco Popular, Emilio Saracho, en la junta ordinaria de accionistas de 2016 de la entidad / EFE

La cotización del Banco Popular rebota ante la visita de Saracho a Draghi

Las acciones de la entidad suben el 2,96% a media mañana tras dejarse el 18% en el parqué este lunes y bajar su valor hasta los 1.420 millones

3 min

La reunión de Emilio Saracho e Ignacio Sánchez-Asiaín, presidente y consejero delegado de Banco Popular, respectivamente, con los responsables del Banco Central Europeo (BCE) este martes para dar explicaciones sobre el estado de la cuarta entidad española ha calmado a los inversores. Como mínimo, al inicio de la sesión bursátil.

Los títulos del Popular remontaban el 2,96% a mediodía. Se intercambiaban a 0,348 euros, un precio que no permite a los accionistas recuperar su inversión en el banco, según fuentes financieras, pero que frena la caída en picado del valor del lunes.

Pérdida del 18% del valor

Crédit Mutuel, accionista de referencia, tiró la toalla y salió de la entidad a media mañana, hecho que disparó la volatilidad del valor y provocó que se dejara el 18% en otra jornada negra en bolsa. La valoración del banco bajó hasta los 1.420 millones de euros, casi a la par de empresas como Sacyr. A años luz de lo que había llegado a ser la cuarta entidad del país y lejos de los más de 2.800 millones de capitalización.

Saracho y Sánchez-Asiaín deberán disipar las dudas sobre el futuro de la entidad ante la institución presidida por Mario Draghi. Se deja claro que la visita a Bruselas estaba prevista antes de que el Popular estuviera al borde de la liquidación. Se realiza en el marco del programa ordinario de supervisión del regulador europeo.

Depreciación del ladrillo

Con todo, los analistas esperan que los directivos del banco español den información que estabilice su situación al BCE. Datos como el valor real de los activos inmobiliarios que tiene en su balance para ejecutar las provisiones extraordinarias necesarias. Una cifra vital para que el resto de entidades españolas puedan presentar una oferta para quedarse con el Popular.

Se da por sentado que este será el futuro del banco. Los analistas ven muy complejo que con la situación actual se pueda lanzar una ampliación de capital suficiente para acabar con los problemas actuales y recuperar la confianza de los mercados. Pero para ello, la dirección del Popular debe dar más información.