Menú Buscar
Una estación de metro, donde se usará la nueva T-Familiar / EUROPA PRESS

La ATM se retracta tras las críticas y lanza la T-Familiar

El organismo que preside Damià Calvet sacará a partir de marzo un título multipersonal que permite ocho viajes a un precio de 10 euros

3 min

La Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM) ha anunciado este jueves por sorpresa la creación de la T-Familiar, una tarjeta multipersonal que se expedirá a partir del 1 de marzo de 2020 y contará con ocho viajes a 10 euros. Así, el ente que preside el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, se retracta tras las críticas recibidas tras el anuncio de nuevas tarifas a partir de 2020.

La ATM ha tratado de corregir el sistema tarifario después de que los usuarios lamentaran que la nueva T-10, a partir de enero T-Casual, pase a ser unipersonal, por lo que solo puede ser utilizada por un viajero en cada trayecto, cuando el título se usa normalmente por varias personas al mismo tiempo.

Familias "de cuatro miembros"

Las principales críticas han provenido de aquellas familias que suelen usar la T-10 de forma conjunta y que a partir de enero tendrán que tener una por persona. Pese a la modificación de la ATM, el nuevo título presenta diferencias con su antecesor, que permitía 10 viajes por 10,20 euros --y pasará a 11,35 euros--. Con el nuevo se podrán realizar ocho trayectos a un precio de 10 euros.

El anuncio de este jueves se ha producido tras el Consejo de Administración de la ATM que este jueves ha aprobado las nuevas tarifas para el año que viene. Calvet ha explicado que el nuevo título tendrá 30 días de validez y está "pensado para unidades familiares de cuatro miembros". En el acto también han estado presentes la teniente de alcalde de Movilidad de Barcelona, Janet Sanz, y el vicepresidente de Movilidad, Transporte y Sostenibilidad del Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB), Antoni Poveda.

Rectificación tarifaria

"Hemos introducido ajustes en el modelo propuesto para poder adaptar algunas inquietudes que podrían comportar que se desincentive el transporte público, y se ha querido corregir", ha reconocido Calvet, que ha explicado que se han mantenido conversaciones desde la institución con miembros del Consejo de Administración del AMB y de la Associació de Municipis per la Mobilitat i el Transport Urbà (AMTU).

La puesta en marcha del nuevo sistema de tarifas fue calificado la semana pasada por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, de "revolución", pensado para favorecer al usuario asiduo, que experimenta una rebaja de los abonos, a costa del encarecimiento de las tarjetas ocasionales, como es el caso de la nueva T-Casual.

Las nuevas medidas de las que se acompaña la T-10 han sido centro de críticas de los tres colectivos más afectados por el cambio: familias, turistas y ciudadanos que usan el transporte público de forma ocasional.