Menú Buscar
El presidente del Grupo Agbar, Ángel Simón, en una imagen de archivo / EFE

Agbar traslada su sede social de Barcelona a Madrid

El gigante de la distribución de agua se suma a la ya larga lista de grandes empresas que se van de Cataluña por la inestabilidad generada por el proceso independentista

3 min

El grupo Agbar trasladará su sede social de Barcelona a Madrid para evitar la inestabilidad e inseguridad jurídica generada por el proceso independentista unilateral promovido por la Generalitat.

Así lo ha decidido el grupo catalán presidido por Ángel Simón y controlado por la multinacional francesa Suez Environnement, que se une a la ya larga lista de grandes empresas que se han fugado de Cataluña en los últimos días, entre las que destacan Caixabank, Banco Sabadell, Gas Natural, Criteria, Oryzon, Banco Mediolanum, Eurona, Service Point y Dogi.

La decisión se ha tomada en un consejo de administración de Suez celebrado este sábado en París con la participación de varios de sus miembros por videoconferencia desde Barcelona. Un portavoz de la empresa ha considerado que ésta es la mejor opción ante "la situación política en Cataluña".

Traslado "temporal"

En un comunicado, Agbar explica que el traslado es "temporal" y tiene por objeto "preservar la seguridad jurídica de los inversionistas".

"Agbar es accionista de diversas operadoras del ciclo integral del agua en Cataluña, como por ejemplo Aigües de Barcelona, Sorea y otras, que mantienen su domicilio social actual. La decisión no supone, en ningún caso, afectación alguna al servicio que las diferentes operadoras prestan en todo el territorio catalán", añade el comunicado.

Tensión política

Cabe recordar que este viernes el Gobierno aprobó un decreto ley para facilitar el cambio de sede social de las empresas, que a partir de ahora solo necesitarán un acuerdo del consejo de administración --y no de la junta de accionistas-- para adoptar esta medida.

Estos movimientos se están produciendo pocos días después de la celebración del referéndum secesionista ilegal convocado por la Generalitat el 1-O, con el compromiso de aplicar sus resultados de forma inmediata, y del paro general del martes pasado, promovido por el propio Gobierno autonómico. El próximo martes por la tarde el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha anunciado una comparecencia en el Parlament, con la sombra de una posible declaración unilateral de independencia planeando.