Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Interior del Aeropuerto de El Prat en una imagen de archivo / EUROPA PRESS

El aeropuerto de El Prat registra el menor número de pasajeros en 25 años

Sus terminales han dado paso a 12,7 millones de pasajeros en 2020, el mínimo desde 1995

3 min

El aeropuerto de El Prat ha cerrado 2020 con 12,7 millones de pasajeros, un volumen que no era tan bajo desde 1995. En un año negro para el sector del turismo en general y del transporte aéreo en particular, los vuelos procedentes de y con destino a Barcelona han sufrido una caída de pasaje del 75%, según el Observatorio de Tráfico Aéreo publicado por la Cámara de Comercio de Barcelona. Es decir, tres de cada cuatro pasajeros se han esfumado.

Este año, la infraestructura catalana ha perdido posiciones a nivel europeo: si el año pasado era el sexto de Europa en número de pasajeros, la actividad registrada hasta verano de 2020 le sirve únicamente para quedarse dentro del top 10… en el último puesto.

Mayor impacto en Barcelona

Aunque la debacle turística provocada por la pandemia de coronavirus ha sido generalizada en todos los aeropuertos, en El Prat ha sido especialmente pronunciada. Mientras que Barcelona ha perdido siete de cada 10 pasajeros si comparamos el periodo de enero a agosto con el año anterior, el aeropuerto Charles de Gaulle (París) ha sufrido un descenso más moderado del 63%, con lo que se erige como el más concurrido durante ese periodo.

Barcelona se ha quedado sin el 66% del tráfico aéreo nacional y el 71% del intercontinental, aunque el más afectado ha sido el europeo, que ha retrocedido el 74%. Además, se ha reducido en un 40% el número de destinaciones disponibles.

La recuperación tardará años

Respecto a las expectativas para el ejercicio en curso, el observatorio se remite a las predicciones de Eurocontrol para rebajar las esperanzas en que la recuperación sea rápida. Aunque se lograra un proceso de vacunación efectivo este mismo año, los niveles de tráfico de 2019 no se recuperarían hasta 2024.

Lo que sí se prevé es una recuperación parcial para el próximo verano. A partir de marzo, se espera que Barcelona recupere algunas conexiones internacionales, especialmente en Norteamérica y Asia, que se sumarían a las 15 disponibles actualmente.

Destacadas en Business