Menú Buscar
Viviendas en una calle de Barcelona, la ciudad de España con el parque residencial más viejo / PIXABAY

Casi el 40% de las viviendas españolas tiene más de 50 años de antigüedad

​Su acelerada construcción provoca la aparición de grietas, malos olores y deterioro de la instalación eléctrica

22.11.2018 11:35 h. Actualizado: 22.11.2018 11:45 h.
2 min

A pesar de los cerca de 3 millones de viviendas que se construyeron en España en el boom inmobiliario de principios de siglo, el parque resdiencial nacional continúa siendo muy antiguo.

Así se desprende del informe Tu edificio en forma, realizado por Mutua de Propietarios y el Colegio Oficial de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Murcia, en el que se viene a certificar que el 38% de las viviendas en España se construyeron entre 1956 y 1979.

Defectos de construcción por ejecución "menos cuidada"

Según el estudio, el desarrollo inmobiliario de la década de los años 60 y 70 unido a la ejecución "menos cuidada" consecuencia de una construcción "acelerada", favorece la aparición de grietas en las fachadas, malos olores por falta de ventilación de las instalaciones de saneamiento y deterioro de los componentes de la instalación eléctrica y el cableado.

La responsable de siniestros de Mutua de Propietarios, Marta Campos, cree que es necesario concienciar a propietarios y usuarios de viviendas de la necesidad de realizar inspecciones, operaciones de mantenimiento, de sustitución y de adecuación necesarias en sus edificios que garanticen su seguridad.

Barcelona, con las viviendas más envejecidas

No obstante, el presidente del Colegio Oficial de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Murcia, Antonio Mármol, ha alertado de que, aunque actualmente existe una normativa muy completa en materia de edificación, las viviendas modernas no están exentas de sufrir las mismas lesiones y daños que representan los edificios antiguos.

Al frente de las grandes capitales con el parque residencial más envejecido se sitúa Barcelona, ciudad en la que la antigüedad media de las casas llega a los 70 años, con antigüedades medias que alcanzan los 69 años para la venta y suben hasta 72 años en el caso del alquiler.

En el