Tercer cambio de planes de Comín sobre el Hospital General de Cataluña en un año

El 'conseller' de Salud propone ahora modificar el contrato con el complejo médico de Sant Cugat tras pedir su expulsión, primero, y su compra, después

4 min
El consejero catalán de Sanidad, Toni Comín, ante el Hospital General de Cataluña / FOTOMONTAJE CG
03.01.2017 00:00 h.

Tercer cambio de planes de Toni Comín frente al Hospital General de Cataluña (HGC) en un año. El conseller catalán de Salud propone ahora modificar el contrato de prestación de servicios con la institución concertada de Sant Cugat del Vallés (Barcelona). La propuesta llega tras dos anuncios que quedaron en nada: el fin de derivaciones de pacientes de la red pública y una supuesta oferta de compra por 50 millones. El tercer quiebro del republicano se produce con la red hospitalaria del Vallés, donde se ubica el General, en cuasi saturación.

"El hospital trabaja con normalidad. Pese a estar fuera de la red Siscat desde el domingo 1 de enero, recibe a pacientes de la red pública que utilizan las unidades de hemodinamía y radioterapia oncológica. De momento, hay normalidad total", han indicado fuentes del sector.

Preguntada por la cuestión, la secretaria general de CCOO en el centro, Isabel Zapata, ha transmitido el mismo mensaje. "Salud no denunció el contrato con el General con el preaviso requerido. Ahora nos preocupa que pueda modificarlo a voluntad cuando pase el pico asistencial por el inicio de la epidemia de gripe", ha señalado la activista.

Dos anuncios en nada...

Haya o no cambio, el mensaje enviado ahora por el consejero es el tercero --y contradictorio-- sobre el hospital en los 12 meses que hace que tomó posesión. El consejo de dirección del Servicio Catalán de Sanidad (CatSalut) resolvió expulsar a la Clínica del Vallés y al Hospital General de la red pública el 22 de febrero de 2016.

Hasta el octubre del año pasado, la consejería defendió que la actividad derivada se integraría en la Corporación Sanitaria Parc Taulí de Sabadell y en el Consorcio Sanitario de Terrassa (CST). Este punto fue subrayado por el propio conseller en una entrevista el 15 de octubre.

Seis días después, el viernes 21 de octubre, Comín cambió de planes y anunció una presunta oferta de 50 millones de euros para comprar el hospital, una propuesta que nunca enseñó. Quirónsalud, titular del centro, siempre sostuvo que la propuesta de transacción no existió.

...y una red pública saturada

Ahora, con el General fuera de la red pública, Salud propone modificar el contrato de actividad. Ello no será posible, alertan las fuentes consultadas, por los impedimentos legales.

Casualidad o no, la tercera vía planteada por el también diputado de ERC llega en un momento de fortísima presión asistencial en los hospitales públicos del Vallés.

Un portavoz del CST ha recalcado el lunes la situación de "cuasi capacidad" en la que trabaja la unidad de urgencias de la institución. La pasada semana este servicio atendió de media a 355 pacientes entre adultos y pediatría.

La situación del centro se suma a la permanente saturación de las urgencias del Parc Taulí de Sabadell. La institución de agudos presentaba 63 enfermos en el nivel 2 de urgencias el lunes. La unidad tiene capacidad para 35 pacientes.

Comentar
Antoni Ferret 03/01/2017 - 10:48h
1) És difícil. / 2) Continuo pensant que s'ha de clarificar lo que és sanitat pública i lo que és sanitat privada. / 3) I continuo pensant que adquirir l'hospital per part de la Generalitat, o sigui la xarxa pública, és la solució ideal, en lloc de construir nous hospitals, però això no serà possible si els propietaris s'hi neguen. / 4) En aquest moment, d'urgències nombroses per la grip, és millor no imposar solucions rígides.
¿Quiere hacer un comentario?