El gasto sanitario llevará al límite el déficit de las autonomías este año

Un grupo de expertos trabaja en un estudio que pondrá en evidencia la situación extrema que vive el sistema español de sanidad pública

5 min
Un grupo de expertos independientes ponen la alerta en el gasto sanitario y la sostenibilidad de la sanidad pública / FOTOMONTAJE CG
20.03.2017 00:00 h.

El gasto sanitario de las comunidades autónomas crecerá muy por encima de las cantidades presupuestadas para 2017 y disparará el tope de déficit asignado por Hacienda, que equivale al 0,6% del PIB regional, según las estimaciones de un grupo de expertos al que ha tenido acceso Crónica Global. El estudio ha sido elaborado por un elenco de especialistas bajo la denominación Think Tank de Supervivencia Sanitaria que se dará a conocer en las próximas semanas.

El trabajo está centrado en el análisis de las estrategias de gasto sanitario de las diferentes administraciones autonómicas, que supone casi el 50% de sus presupuestos generales. También revela que la consolidación del actual modelo de gestión sanitaria está abocado a perpetuar la ineficiencia del sistema sanitario más allá de los recursos que se le asignen.

Previsiones irreales

El análisis señala que para 2017 se registra una subida generalizada de los presupuestos de sanidad de todas las regiones españolas con competencias en la materia, con un 4,5% de incremento de media. Según esa valoración, las previsiones de gasto sanitario público realizadas por los gobiernos autonómicos son irreales y se han cuadrado unas cuentas con la amenaza de que las cifras de gasto se incrementarán de forma notable.

El cierre de los presupuestos sanitarios se ha realizado, en opinión de los expertos, con el único objetivo de cumplir las exigencias de Hacienda y los compromisos en materia de déficit público con Bruselas sin tener en cuenta la realidad de gasto previsto que, en ningún caso, se cubre con los incrementos presupuestarios aprobados por cada administración autonómica para este año.

Gasto y deuda siguen al alza

Los expertos estiman que el déficit sanitario del año pasado creció en torno al 14%, con una deuda global sanitaria cercana a los 7.000 millones de euros. Para 2017, las estimaciones del citado estudio son de que se produzcan incrementos cercanos al 15%. La deuda de las autonomías con sus proveedores del sector sanitario se aproximará al 80% del total de la deuda acumulada en cada una de ellas.

El gasto sanitario es el talón de Aquiles de la gestión del dinero público en las Comunidades Autónomas, coinciden los autores del trabajo de investigación. Con el actual modelo de gestión, añaden, es imposible racionalizar el gasto y garantizar un servicio de calidad, universal y gratuito. Se trata de una cuestión que supera el debate simple de recortes si o recortes no y obliga a una reinterpretación del modelo de gestión, en opinión de los analistas.

Eficiencia en la gestión

La demanda de servicios sanitarios de todo tipo tiene una tendencia ilimitada y con las previsiones de crecimiento estimadas es imposible disponer de recursos suficientes para garantizar la asistencia sanitaria pública con los estándares de calidad que los usuarios exigen. De acuerdo con las conclusiones del estudio es imprescindible establecer criterios de eficiencia en la gestión que optimicen al máximo el gasto por habitante. Sólo un modelo de gestión “empresarial” enfocado a maximizar cada euro que ingrese puede garantizar la supervivencia del sistema sanitario actual, temen los autores.

Como corolario de los trabajos que se presentarán próximamente, los autores recuerdan que los recursos van a ser crónicamente limitados y el sistema no puede depender del regateo sistemático con la Administración Central para lograr recursos o del engaño igualmente sistemático al formular cuentas irreales que no hace sino incrementar la deuda.

Un grupo de expertos de primer nivel

Think Tank de Supervivencia Sanitaria es una iniciativa de ocho expertos sanitarios que buscan alertar sobre la grave situación financiera del actual modelo público y denunciar la ideologización de la sanidad entre los gobernantes y políticos actuales, así como el riesgo directo e inmediato en la calidad y disponibilidad del sistema. Trabajarán también en aportar soluciones económicamente viables para afrontar el reto de la sanidad universal en los próximos 20 años.

Los expertos han firmado un estricto compromiso de confidencialidad y mantendrán reservada su identidad para evitar descréditos, coacciones y represalias de todo tipo, ya que la crítica, la denuncia y las propuestas que pretenden desarrollar serán contundentes, según han explicado a este medio.

Comentar
Antoni Ferret 20/03/2017 - 11:30h
Doncs fa una mica de por, perquè, si no hi ha una ruptura en relació als pseudogoverns actuals, colla d'incompetents i aprofitats, no serà possible adaptar-se a aquestes previsions.
¿Quiere hacer un comentario?