Iceta, Arrimadas y Albiol, “responsables de un posible atentado”

El digital soberanista 'Directe' apunta a los líderes “unionistas” por la negativa de Interior a reunir la Junta de Seguridad con los Mossos. La plurinacionalidad de Sánchez

10 min
19.06.2017 09:33 h.

La última hora refiere un "posible atentado terrorista" en Londres. La policía ha detenido a un individuo tras un atropello múltiple a la salida del rezo en la mezquita de Finsbury Park. El balance provisional es de un muerto y ocho heridos. Con las prevenciones que impone la información difusa de todo lo que ocurre en el Reino Unido, parece que del lobo solitario pasamos al vengador justiciero. De mal en peor y viceversa.

Toda prudencia es poca para abordar el fenómeno. La seguridad es el flanco débil de las sociedades libres, materia muy quebradiza si cae en las garras de la baja política. El bloque soberanista se lamenta de que el Ministerio de Interior no convoque la Junta de Seguridad y airea la alerta de cuatro sobre cinco para acusar veladamente al Estado de una supina irresponsabilidad que podría tener dramáticas consecuencias.

La destilación procesal de esa acusación es el siguiente titular en el digital Directe: "Iceta, Arrimadas i Albiol i altres, responsables d'un possible atemptat a Catalunya". El medio es de ERC, Oriol Junqueras fue su director, y el rotundo señalamiento contra los dirigentes "unionistas" está "basado" en un texto de la agencia ACN sobre un acto de Turull, Sànchez y Cuixart, pero el enunciado capitular no consta en la tripa del redactado.

En realidad, lo único que hace Directe es honrar su nombre. Otros medios se van por las ramas, como hace el consejero de Interior Jordi "Modosito" Jané, que no explicita porque confía en la capacidad media de la audiencia para atar cabos y por no incurrir en supuestos querellables.

Hoy se cumplen treinta años del atentado de Hipercor, la mayor matanza de ETA para liberar de la tiranía al sojuzgado pueblo vasco. Todavía hay quien se refiere a la banda terrorista como "organización armada".

El consejero Jané se encontrará con el ministro Zoido en el monumento a las víctimas en la Meridiana.

Ecos del fin de semana socialista bajo el lema "Somos la izquierda". Pedro Sánchez se quiere comer el mundo, pero su ejecutiva es la que menos apoyo ha recibido en la historia del PSOE, un setenta por ciento que denota una federación andaluza en rebeldía. En El País, Anabel Díez y José Marcos firman la crónica sobre el resucitado, más radical que nunca: "El reformismo como esencia del PSOE en este periodo democrático y la apelación “a las clases medias y trabajadoras” de hace tres años han sido sustituidas por la referencia única a la izquierda. “Ahora se nos dice que somos el nuevo PSOE, pero somos el PSOE de siempre, el PSOE que gobierna, que no tiene miedo al cambio y que va a ganar las próximas elecciones”, proclamó ante 8.500 militantes, reunidos en Ifema, el recinto ferial madrileño, y la mayoría de los líderes territoriales del PSOE con la excepción de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz y del presidente asturiano, Javier Fernández".

Portada del diario 'ABC' del 19 de junio

Portada del diario 'ABC' del 19 de junio

Los medios de Madrid, sin distinción de matiz, claman contra la plurinacionalidad instaurada en el partido como frontispicio de un ideal sometido a una soberanía indivisible. El editorial de El País es crudo: "Igualmente preocupante resulta la confusión en torno a la cuestión territorial, donde el nuevo PSOE quiere a la vez una cosa, la soberanía nacional única e indivisible en manos de la nación española consagrada en el artículo 2 de la Constitución vigente, y su contraria, es decir, el reconocimiento de una plurinacionalidad resultado de la conformación de España como “nación de naciones”. Aquí también, un mínimo rigor llevaría a aceptar que una fórmula así es esencialmente contradictoria. Pero otra vez, las aclaraciones que se ofrecen, que devuelven al PSOE a la propuesta federalista formulada por los socialistas en Granada en 2013, muestran que se trata de otro giro táctico, en este caso dirigido a atraer a los nacionalistas".

Los nacionalistas, por su parte, dicen que no están a la expectativa de lo que ocurra más allá del Ebro, pero es mero postureo, como lo de un referéndum vinculante hecho por voluntarios. Jordi Juan apunta algunas claves en su artículo en La Vanguardia digital: "Llegados a este punto y si un milagro negociador no lo impide, el Ejecutivo sólo tiene dos opciones claras: impedir la consulta por la fuerza o volver a hacer la vista gorda y permitir otro 9-N. El segundo caso sería interpretado como una nueva muestra de debilidad por parte de sectores políticos y periodísticos de la capital, pero puede evitar crear más caldo de cultivo para el independentismo. La estrategia consistiría en intentar poner más dificultades a los organizadores de la nueva consulta, de manera que la participación fuera mucho más escasa que en el 9N. Entonces el Gobierno podría decir que el “soufflé” ya ha bajado y que la “performance” montada por Puigdemont y Junqueras no tiene ninguna validez. Sería el momento de iniciar entonces un diálogo de verdad y a fondo entre las dos Administraciones, siempre y cuando los puentes no se hayan roto definitivamente".

Fuego. Tras el incendio de la torre de viviendas sociales de Londres, las llamas provocan una masacre en el centro de Portugal. El balance provisional marca 62 víctimas mortales en el incendio forestal. En El Español relata los hechos Aitor Hernández Morales: "La rapidez con la que se expandió el incendio –provocado por el rayo de una tormenta eléctrica que dio con un árbol seco en esta zona boscosa del país– imposibilitó la llegada de los bomberos a tiempo para que cortaran el acceso a la carretera mortal. Las víctimas, que pensaban que huían de las llamas que ya amenazaban las casas de las distintas aldeas de la zona, se adentraron sin querer en el epicentro de la conflagración. En cuestión de minutos, estaban completamente rodeados, sin escape posible".

La muerte del torero Iván Fandiño ha desatado la furia antitaurina en las redes sociales.

En el ABC, Andrés Amorós traza una sobria crónica sobre las últimas horas del torero: "Salta al ruedo el toro número 53, «Provechito», negro, nacido en octubre de 2011, que corresponde a Juan del Álamo. En su quite, Iván lo fija con un lance y da una suave chicuelina; en la segunda, el toro le tropieza, lo empuja y derriba: en el suelo, lo hiere y lo levanta en el aire, con un nuevo derrote, por la espalda. Lo llevan a la enfermería, inerte, tapándose la cara".

Sigue: "No ha habido parte médico oficial. El doctor Poirier, que lo atendió, ha declarado al periódico francés 'Sud-Oest': 'Cuando entró en la enfermería, ya lo hizo prácticamente sin pulso. Era imposible tomarle la tensión arterial, de lo débil que la tenía. La muerte era instantánea. Era imposible salvar la vida de Iván Fandiño, los daños que presentaba en hígado, riñón y pulmones eran irreversibles. Ni en la enfermería de la plaza ni en el hospital hubiera habido forma de salvarlo. Presentaba, en el abdomen, tres litros y medio de sangre negra, proveniente de las glándulas hepáticas, señal de que el hígado había reventado, a causa de la cornada, que también rompió la vena cava, lo que le produjo un severo derrame interno'".

19 de junio, santoral: Gervasio, Bonifacio, Protasio, Juliana y Romualdo.

¿Quiere hacer un comentario?