El nuevo director de los Mossos d’Esquadra es un independentista convencido

Pere Soler muestra en Twitter sus convicciones, critica a los partidos y políticos unionistas y jalea a los separatistas para conseguir la salida de España y de la UE

3 min
El nuevo director de los Mossos d'Esquadra, Pere Soler
17.07.2017 23:40 h.

Objetivo cumplido. El Gobierno catalán ha colocado a un independentista convencido al frente de los Mossos d’Esquadra. Pere Soler sustituirá al dimitido Albert Batlle, que siempre defendió la ley ante el intento de celebración del referéndum del 1-O.

Soler tiene alrededor de 2.500 seguidores en Twitter. Es en esa red social, principalmente, donde muestra su ideología: critica a los partidos unionistas y ataca a las formaciones independentistas si considera que se andan por las ramas en el objetivo independentista. Lleva años defendiendo la división: desde que comenzó la última gran ola separatista, en 2012.

CSQP, C's, PP y PSOE

En su cuenta de Twitter, son habituales los retuits relacionados con actos del PDeCAT, el referéndum o la gallardía del presidente catalán, Carles Puigdemont, desde 140 caracteres ante el Gobierno central. Y no se corta a la hora de dejar clara su postura a, por ejemplo, Lluís Rabell (CSQP) y Dolors Camats (ICV), PP, C’s y PSOE.

A los primeros les recordó que votar JxSí no tenía que ver con Artur Mas, sino y sólo con el deseo o no de seguir en España. A populares y naranjas les dijo que daban “pena” porque su único argumento contra la independencia era “la presunta corrupción de CDC”. Y a Susana Díaz la amenazó con que los catalanes se irán si quieren, haya o no referéndum.

También escribió: “Espero que nos vayamos ya, porque me dais pena todos los españoles”. O “votaremos el 1-O, no lo podrán evitar”, desde el acto de JxSí en el Teatre Nacional de Catalunya, donde presentaron el referéndum. O “en el inicio de la campaña de la revolución de las sonrisas de JxSí en la última Diada de la Cataluña autonómica”.

1-O: el fin de la partida

Pero también azuza a los suyos. Por ejemplo, calló a Antonio Baños (CUP): “Si no tienes que hacer declaraciones para lograr la independencia de nuestro país, mejor que calles”.

En un simple movimiento de ajedrez, el presidente catalán, Carles Puigdemont, ha convertido otro peón en alfil y ha redibujado el tablero. Abrió la puerta a los consejeros indecisos o temerosos con las consecuencias de la desobediencia y se armó con independentistas convencidos. Uno de ellos, Joaquim Forn, el nuevo titular de Interior, ha facilitado la dimisión de Batlle.

Eso sí, la partida, aunque con más incertidumbres, tiene fecha de conclusión: el 1-O, pase lo que pase entonces.

¿Quiere hacer un comentario?