El 'millennial' de Puigdemont pone de los nervios a la vieja guardia de CDC

El entorno de Artur Mas acusa al presidente catalán de tener poco sentido de la institución y de perder credibilidad con su afición a las redes sociales

4 min
El presidente de la Generalitat Carles Puigdemont se hace un 'selfie', ayer, con dos gemelas / EFE
María Jesús Cañizares @MJesusCanizares
21.10.2016 00:00 h.

¿Son las redes sociales la mejor vía de comunicación de un jefe de Gobierno? Diversos factores condicionan la respuesta, pero ser nativo digital es determinante. Los asesores del presidente Carles Puigdemont lo son, especialmente su community manager, un millennial que ha sublevado a la vieja guardia convergente por caer en la provocación de un tuitero que amenazó de muerte al jefe del Gobierno catalán.

Los roces entre el entorno del expresidente Artur Mas, entre los que se encuentran altos cargos que sobreviven en el Palau de la Generalitat, y el equipo del actual presidente catalán es un secreto a voces. Sea por celos, sea porque se sienten amenazados, la gestión de Puigdemont es examinada con lupa. El último motivo de crítica fue el retuit que, desde la cuenta del President se hizo del mensaje de un individuo que defendía la colocación de una bomba en el coche del político catalán.

Este individuo, posteriormente identificado, pidió disculpas, pero su actuación dio lugar a una investigación de oficio por parte de los Mossos d’Esquadra.

"Parecemos un partido extraparlamentario"

Los antiguos convergentes han valorado la polémica como un ejemplo de la falta de sentido de la institución de Puigdemont, pues consideran que el presidente se debió limitar a denunciar los hechos, pero no a darle difusión. “Parecemos un partido extraparlamentario que necesite llamar la atención” o “estamos perdiendo la credibilidad” son algunos de los comentarios que hicieron esos altos dirigentes aupados a la Generalitat gracias a Artur Mas. Los más fieles añadieron incluso que eso nunca hubiera sucedido durante el mandato del expresidente.

Pero, ¿quién es el responsable de esa agresiva política digital del President? Se trata de Aleix Clarió (Fornells de la Selva, 1986), community manager de Puigdemont en el Ayuntamiento de Girona desde 2011. En julio pasado, Clarió fue fichado por el dirigente convergente como asesor en la gestión de redes sociales. Colaborador en diferentes medios de comunicación, Clarió estudió Derecho y tuvo varios cargos en Unió de Joves.

Otros tuits polémicos

Las réplicas a las amenazas de muerte en Twitter no ha sido el único suceso sorprendente en la trayectoria gubernamental de este “millennial”.

A finales de agosto, Puigdemont o su alter ego digital valoraron el discurso de la fallida investidura de Mariano Rajoy con un tuit en el que destacaba la coincidencia de la hora en la que El Nacional –con una línea editorial independentista-- había publicado la posición de Rajoy sobre el “procés” (las 17.14 horas) con el año de la toma de Barcelona por parte de las tropas borbónicas en la Guerra de Sucesión (1714), fecha icónica para el soberanismo.

A finales de septiembre, Puigdemont publicó en su cuenta de Twitter: “Ciudadanos ha sacado 0 escaños en Euskadi y Galicia porque no han ido a votar la Euskadi y la Galicia reales. Si no, habrían arrasado”.

Comentar
Antoni Ferret 21/10/2016 - 09:42h
Tot plegat són foteses. No cal pas preocupar-se'n.
¿Quiere hacer un comentario?