El PSC invoca su soberanía y reconoce Cataluña como nación

El congreso socialista aprueba la ponencia marco presentada por la ejecutiva, en la que no se abordan las relaciones con el PSOE

3 min
El líder del PSC, Miquel Iceta, saluda a sus compañeros tras ser ratificado como primer secretario de los socialistas catalanes en el congreso del PSC  / EFE
María Jesús Cañizares @MJesusCanizares
05.11.2016 19:59 h.

El congreso del PSC que se celebra este fin de semana en Barcelona ha aprobado la ponencia marco que define el proyecto político e ideológico del partido, cuyos ejes principales ya han sido desgranados por el primer secretario, Miquel Iceta, en sus intervenciones. Catalanismo, alianza progresista y reforma constitucional federal son los ejes de este documento, donde no se analizan las precarias relaciones entre PSC y PSOE

La ponencia marco aprobada ya había eliminado las referencias iniciales a un referéndum pactado a la canadiense. En el texto, se defiende una reforma constitucional que incluya "el reconocimiento de Cataluña como nación y la pluranacionalidad de España". El nuevo pacto constitucional culminaría en “una expresión directa, vía referéndum, de la ciudadanía catalana, junto con el conjunto de la ciudadanía española”.

"El PSC --añade-- defenderá un planteamiento federal y democrático buscando un acuerdo que la ciudadanía pueda ratificar en referéndum”. Posteriormente, Cataluña ratificaría en las urnas su nuevo “Estatuto federado”, que de esta forma “decidirá libremente su relación con el Estado en el marco del autogobierno iniciado por la ratificación de los estatutos de 1979 y 2006”. 

Catalanismo

Asimismo, la ponencia recoge las ideas que Iceta ha vertido en sus discursos durante el cónclave socialista respecto a la necesidad de tender puentes con otras formaciones. En concreto, alude a “la más estrecha colaboración con las fuerzas de izquierdas presentes en el Parlamento catalán” con la finalidad de dibujar una estrategia compartida, aunque no dice nombres.

El PSC no entra a valorar en su dictamen principal sus relaciones con el PSOE, ahora en entredicho debido al expediente sancionador abierto por su "no" a la investidura de Mariano Rajoy. Indica que el partido "se dispone a repensar y reformar sus políticas, a repensarse y reformarse a sí mismo. Debemos retornar a nuestros orígenes, a nuestras raíces. El PSC, ahora más que nunca, tiene que volver a ser el partido con personalidad jurídica propia, soberano y autónomo de su fundación".

También se define como catalanista, tal como ha expresado Iceta a lo largo del cónclave. "Queremos una Cataluña capaz de forjar su futuro como nación, garantizando así la continuidad de su lengua y su cultura y con pleno respeto a las lenguas habladas en el territorio en una relación federativa y plurinacional con España".

Comentar
tobermory 05/11/2016 - 21:49h
Se ve que van a empezar a dar también la tabarra con el eslogan de la España plurinacional, que es lo último que se despacha en ideologías tardoprogresistas. Se podría decir que el plurinacionalismo es la fase superior del nacionalismo decimonónico clásico. Como los Coros y Danzas de la Sección Femenina pero por todo lo alto, a cada pueblo su nación, y a cada nación su estadito, y todos contentos.
Antoni Ferret 05/11/2016 - 22:24h
Com ha sigut sempre el PSC, catalanista, i això vol dir, com sempre s'ha dit, que Catalunya és una nació.
m.a. 06/11/2016 - 00:04h
Vaya, que a falta de un partido de izquierdas sin caspa nazio, habrá que votar a Ciudadanos o quedarse en casa, que empieza a ser la mejor opción ¡Qué asco!
¿Quiere hacer un comentario?