Batet: “Dijimos "no" a Rajoy, a la corrupción, a los recortes y a la falta de diálogo con Cataluña”

La portavoz adjunta del Grupo Socialista en el Congreso apoya pactos con otras formaciones, siempre que en su programa no figure únicamente el referéndum

7 min
Meritxell Batet, portavoz adjunta del PSC en el Congreso de los Diputados / EFE
María Jesús Cañizares @MJesusCanizares
06.11.2016 00:00 h.

Meritxell Batet (Barcelona, 1973), una de las díscolas expedientadas por votar “no” a la investidura de Mariano Rajoy, está convencida de que el futuro pasa por el mantenimiento de las relaciones entre PSC y PSOE. En una entrevista con Crónica Global, recuerda que las victorias socialistas en Cataluña se han traducido en gobiernos españoles del PSOE

-En este XIII congreso, el PSC está dando la imagen de ser un partido cohesionado, a pesar de su difícil situación.

-El PSC viene de momentos muy complicados, ha habido mucha convulsión interna. El viernes lo explicó muy bien el primer secretario, Miquel Iceta. Hubo dirigentes que abandonaron nuestro proyecto. Creo que se ha producido un punto de inflexión, eso provoca que haya una ilusión renovada. Volvemos a estar de pie, tenemos un proyecto sólido, un líder claro, que no ha generado conflictividad interna. Estamos preparados para conseguir espacios que debemos representar.

-Decía Iceta que el PSC nunca volverá a ser lo mismo...

-Queremos ser un proyecto útil y si no sacamos mejores resultados, si no tenemos más presencia en las instituciones, al final es muy difícil que se produzca la transformación que queremos. En España lo vemos claramente, cuando el PSC ganaba las elecciones, había un Gobierno socialista. Ahora no es así, en Cataluña no ganamos las elecciones generales y en España hay un Gobierno conservador. Son motivos para que nos pongamos las pilas y para salir fortalecidos.

-El PSC ha expresado su voluntad de tender puentes con fuerzas de izquierdas, pre o postelectorales. ¿Eso incluye a ERC?

-Creo que es bueno hacer un repaso histórico y el PSC promovió en su momento el pacto de Entesa en el Senado y favoreció un cambio en el Gobierno de la Generalitat mediante un tripartito muy complicado. ERC e ICV tenían una sensibilidad de izquierda, pero eran formaciones muy diferentes. Esa fue nuestra apuesta para lograr la justicia social y luchar contra las desigualdades, que hoy es más necesario que hace 10 años.

Cuando el PSC ganaba las elecciones, había un Gobierno socialista. Ahora no es así, en Cataluña no ganamos las elecciones generales y en España hay un Gobierno conservador

-Pero el PSOE puede que no acepte determinadas alianzas, en el pasado le costó asimilarlo.

-Si los otros partidos tienen realmente como prioridad garantizar el Estado del bienestar y los servicios sociales, no hacer recortes y hacer un modelo económico diferente, entonces nos encontrarán. Pero si los programas electorales de los otros partidos se reducen a un solo punto que es celebrar un referéndum, difícilmente nos encontrarán. Pero eso depende de los demás. Prefiero las batallas a las rupturas, no me da miedo hablar con quien es diferente. Soy terrenal y por eso no creo en paraísos.

-¿Sus compañeros del PSOE entienden el “no” a Rajoy del PSC?

-Los diputados del PSC respondimos a un mandato clarísimo de nuestro consejo nacional, pero sobre todo pensando en la sociedad catalana. La excepcionalidad con la que se está viviendo la política catalana explica muy bien nuestra postura. Curiosamente, entre los compañeros del grupo socialista en el Congreso se entiende bastante nuestra postura. Las relaciones personales están intactas, si no sería muy difícil trabajar el día a día. Hay que poner seny y evitar situaciones que nadie quiere. Ese “no” responde a un compromiso con toda la sociedad catalana. Es un “no” a la gestión de Rajoy. Es un “no” a la corrupción, a los recortes, a la reforma laboral. Y también un “no” a quien es responsable de la falta de diálogo entre Cataluña y el Gobierno español.

Lucharemos con mucho amor para hacerle muy difícil al PSOE que se quiera alejar de nosotros

-¿Es posible que haya ruptura entre PSC y PSOE?

-Lucharemos con mucho amor para hacerles muy difícil que se quieran alejar de nosotros. Lo de la multa es lo de menos, lo importante son las consecuencias políticas.

-Usted siempre se ha negado a que el PSC tenga grupo propio en el Congreso ¿por qué?

-Primero, porque el reglamento no lo permite; por ejemplo los comunes tampoco lo tienen. Pero es que por mi experiencia parlamentaria he concluido que por formar parte de un grupo se pueden conseguir muchas cosas: tienes la posibilidad de hablar, de convencer, de escuchar y de arrastrar a los demás hacia las posturas que tu defiendes. Desde fuera es mucho más complicado. Si tu no formas parte de un colectivo, es muy difícil. Es cierto que formando parte de un grupo puedes acabar votando cosas que no te gusten, pero hay otras en las que tu has conseguido cambios en las posiciones de los demás. Recuerdo votaciones difíciles para mis compañeros del resto del Estado, pienso en la polémica de los papeles de Salamanca. Los compañeros de Castilla y León no lo pasaron bien. Pero formamos parte de un proyecto común, complejo, en el que no siempre ganas al cien por ciento. Pero creo que este entendimiento es mucho más constructivo y más sólido en el tiempo que si vas por libre.

Comentar
leborgne 06/11/2016 - 09:55h
Es una falacia eso de que sólo dijeron NO a todos esos aspectos los que votaron no a la investidura de Rajoy. COmo si los que se abstuvieron hubieran votado sí o fueran neutrales al respecto. Y en cuanto a eso de "el resto del Estado", ¡vaya expresión, tan imprecisa como estúpida, en boca de una dirigente del partido socialista...
Antoni Ferret 06/11/2016 - 10:26h
Molt bé, Meritxell. Però una cosa: dius "no hacer recortes". Molt bé, però no solament no fer-ne, sinó revertir els que s'han fet. Retornar els pressupostos de sanitat i ensenyament al nivell de 2010.
¿Quiere hacer un comentario?