Los Sumarroca hincan el diente en la sanidad catalana

El clan afín a los Pujol compra Brugués Asistencial, una mutua con presencia en la conurbación de Barcelona

3 min
Carles Sumarroca (i), fundador de CDC, y Brugués Asistencial, que controla Albert, su hijo / CG
Ignasi Jorro @IgnasiJorro
04.10.2016 00:00 h.

Los Sumarroca diversifican su portafolio. La familia tras la constructora Emte, hoy camuflada detrás de Comsa, ha hincado un diente en la sanidad catalana con la compra de Brugués Asistencial, una mutua con presencia en la conurbación de Barcelona. El operador clínico privado ha confirmado el aterrizaje del clan afín a la familia Pujol en el accionariado por vía de Labco Quality, una red de laboratorios clínicos que dirige Albert Sumarroca Claverol. El directivo es hijo de Carles Sumarroca, empresario y fundador de CDC.

"Se trata de una entrada en el accionariado acordada en agosto. En un principio, la prestación asistencial de Brugués no variará. La marca lleva 35 años operando desde Gavà (Barcelona), y la voluntad es continuar haciéndolo de la misma manera", ha explicado un portavoz de la firma.

Inversiones

Preguntadas por la operación, fuentes cercanas a Brugués han aportado más información. "Es un cambio de propietario, pero la voluntad de los accionistas mayoritarios es seguir operando de la misma manera. Mantendrán los acuerdos con las mutuas y los centros. En lo que respecta a inversiones, seguirán adelante con una apertura en Gavá", han indicado voces cercanas al grupo.

En el mismo sentido, la red de centros privados mantendrá uno de sus instalaciones de referencia: la de atención médica al estudiante que opera en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

Intereses

La toma de posiciones de la familia Sumarroca en el sector sanitario diversifica aún más el portafolio de la saga empresarial catalana. El clan retiene una posición minoritaria en Labco Quality desde que fundara el grupo de análisis clínicos junto a la familia Hornos en 1991.

Además, la estirpe controla el 30% de Comsa-Emte, que hoy ha perdido su sufijo. La segunda constructora de la familia, Teyco --rebautizada como Top Proyectos y Contratas--, está investigada por pagar presuntas mordidas a la Fundació CatDem, antiguo laboratorio de ideas de CDC.

Los Sumarroca también poseen una exitosa bodega en Subirats (Barcelona), que es su buque insignia. Otros negocios, como Hidroplant, que operaron junto a Marta Ferrusola, esposa del expresident, presentaron una gestión más dudosa, con denuncias de un grupo de socios del FC Barcelona por haber arruinado el césped del Camp Nou.

¿Quiere hacer un comentario?