La cárnica Esteban Espuña vuelve a crecer

Sus ventas se recuperan tras años de declive

2 min
Embutidos del fabricante Esteban Espuña / CG
Gonzalo Baratech @GBaratech
23.11.2016 00:00 h.

El fabricante de embutidos Esteban Espuña ha desarrollado una actividad frenética en lo que va de año. Antes del verano, puso en servicio una nueva planta de producción en su complejo fabril de Utrillas (Teruel). La instalación añade 4.500 metros cuadrados a los ya existentes y significa doblar su tamaño. Además, ha obtenido los permisos municipales para acometer futuras ampliaciones del recinto. La firma tiene otras dos fábricas en Cataluña. Una radica en Olot (Girona), sede central de la cárnica. La otra, en La Pobla de Lillet (Barcelona).

De forma paralela, la compañía ha tomado el pleno control del fabricante vasco Pata Negra Jan. Éste posee una filial en Estados Unidos, mercado prioritario para Espuña en su estrategia de crecimiento exterior por albergar a más de 40 millones de hispanos. En conjunto, la empresa exporta el 47% de la producción a medio centenar de países.

Las ventas de Esteban Espuña resultaron muy castigadas durante la pasada crisis. En el periodo 2008-13 llegaron a caer un 38% y pasaron de 97 a 60 millones de euros. Pero, a partir de entonces, emprendieron una tímida recuperación y, en 2015, crecieron un 0,69%, hasta los 60,9 millones.

Los resultados del pasado ejercicio arrojaron un flujo de caja de 4,4 millones y un progreso del beneficio de 233.000 a 355.000 euros. El patrimonio neto asciende a 38 millones.

La entidad se fundó en 1947, en La Vall de Bianya (Girona), por iniciativa de Esteban Espuña Espuña. Por tanto, el año próximo celebra su 70 aniversario. En 1949, se trasladó a Olot, donde mantiene desde entonces su cuartel general.

El surtido abarca productos de charcutería en lonchas, embutidos, chorizo, jamón curado y cocido, pavo, beicon, panceta, fiambres y tapas.

¿Quiere hacer un comentario?