Menú Buscar
Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL.

Villar Mir desvincula OHL de las obras de Génova

El presidente de la constructora argumenta ante el juez Castro que no hay ninguna prueba que relacione el 'caso Son Espases' con la reforma de la sede del PP

Carlos Ballfugó
4 min

Pendiente de que el juez de Palma José Castro decida si archiva o no su imputación en el caso Son Espases, y en el marco de las investigaciones en torno a la reforma de la sede nacional del PP y su posible conexión con la construcción del hospital de referencia de Baleares, el presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, ha presentado un escrito en el que desvincula a la constructora de cualquier trabajo de reforma llevado a cabo en las instalaciones ubicadas en la calle Génova de Madrid.

De hecho, recalca tajante que "OHL no tuvo intervención alguna en ninguna obra de ninguna sede del PP", como así se desprende, señala, de las diligencias practicadas hasta el momento dentro de estas pesquisas.

El exministro carga así por primera vez contra las investigaciones impulsadas por el juez Castro en torno a la presunta financiación irregular del partido. Y es que, desde finales de 2015, el juez busca comprobar si los trabajos llevados a cabo en la sede del PP fueron sufragados de forma ilícita y sin coste alguno para la formación por parte de las empresas que optaron a la construcción de Son Espases, la mayor infratestructura pública impulsada en Baleares bajo el último mandato de Jaume Matas (2003-2007).

Hechos "completamente ajenos" a Son Espases

En su escrito, al que ha tenido acceso Crónica Global, la defensa de Villar Mir se defiende al respecto y alega que la reforma del inmueble de Génova son "hechos completamente ajenos" a los que motivaron la apertura del caso Son Espases en julio del año pasado: las presuntas irregularidades que rodearon a la ejecución del hospital, que acabó en manos de una de las filiales de Florentino Pérez, Dragados, por un total de 635 millones de euros, a pesar de que OHL se postulaba a nivel técnico como la empresa ganadora.

A juicio de Villar Mir, las indagaciones en torno a la reforma de Génova son "diligencias de difícil justificación" en el marco de este procedimiento judicial, partiendo del hecho de que hasta el momento en que Castro requirió los primeros datos sobre la sede de los populares, el pasado mes de octubre, "no había habido la más mínima referencia a las obras de esa sede, ni se trataba de una cuestión que tuviera ninguna relación con los hechos de la querella" por la adjudicación del hospital.

Ninguna intervención de OHL

En cualquier caso, hace hincapié en el hecho de que ninguna de las actuaciones llevadas a cabo hasta el momento han revelado ningún tipo de intervención de OHL en la sede nacional del PP. De hecho, recuerda cómo la asesoría jurídica del partido, en respuesta a uno de los oficios de Castro, informó de que las obras de remodelación fueron realizadas por la empresa Unifica, bajo lupa judicial de la Audiencia Nacional por supuestamente haber intervenido en la financiación irregular del partido.

El exministro recrimina asimismo que el juzgado esté llevando a cabo una instrucción "paralela" sobre los múltiples pagos en negro y anotaciones contenidos en la agenda del exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados, que la Audiencia Nacional remitió a Castro en el marco de estas investigaciones. "Una agenda que, resulta obvio decir, está en un procedimiento que se refiere a la Comunidad de Madrid y que ninguna relación tiene con el concurso del hospital de Son Espases", abunda.

La defensa asevera que se trata de unas pesquisas, las relacionadas con la agenda de Granados, que se están realizando "sin que se haya acordado su secreto mediante un auto motivado, sin que se nos haya comunicado el inicio de la investigación, sin que hayamos podido conocer los motivos que llevan [a Castro] a acordar el secreto de las actuaciones y, por supuesto, sin que hayamos tenido ocasión de valorar y recurrir esos motivos", sentencia.