El secreto de Sharon Stone y mujeres felices

11.03.2018
Pablo Planas
4 min

Romperse la cara es tendencia entre las celebridades veteranas porque lo que antes era solera ahora está mal visto por culpa del edadismo. Pasa que la ciencia al respecto es lo que un palo a una llave inglesa. Todas las televisivas han cruzado el aro con resultados más que cuestionables, de modo que donde el tiempo había dejado huella de su paso, los tratamientos de belleza consiguen estragos irreparables en solo cinco minutos. Es tópico que no existen venenos, sino dosis, pero inyectarse en la cara un producto derivado de la toxina que produce el botulismo es como jugar a la ruleta rusa con un revólver cargado con cuatro balas.

La obviedad de los más leves retoques debiera ser suficiente para descartar el procedimiento, pero de la Reina abajo, son pocas las mujeres públicas, en el sentido actual del término, que no caen en el síndrome de Dorian Grey. Si la cara de la semana pasada fue la de Ivonne Reyes, la de esta es Mariló Montero, protagonista en las redes por un sustantivo cambio de faz en línea vintage. Ahora es el vivo retrato de Lola Flores tras pasar por un exclusivo centro de belleza madrileño que tiene entre sus clientas a Naty Abascal y Elsa Pataky, yin y yang del estilo.

Un centrifugado de su propia sangre

Montero está encantada y niega por completo haber sido la última víctima famosa del botox. Asegura que lo que le han hecho es un centrifugado de su propia sangre para separar el plasma del glóbulo e introducir el primero vía hipodérmica en el rostro. Los más benévolos críticos del aspecto ajeno se preguntan si es que en su última aparición televisiva no llevaría la coleta demasiado apretada. Ese era el truco de belleza de las clásicas, sofisticado por Carmen Sevilla, que se ponía esparadrapo en el cogote para alisar la garganta.

sharon stone
Sharon Stone, que acaba de cumplir 60 años, posa para Vanity Fair / VANITY FAIR

Sharon Stone también se hizo de todo en la cara, pero gracias a una naturaleza privilegiada va a cumplir sesenta años tras haber superado hace diecisiete una apoplejía y una hemorragia cerebral. Martin Scorsese la ha llamado para su próxima película y acaba de participar en una serie de Steven Soderbergh. El cine es su secreto de belleza.

Rupturas

Más mujeres en la cresta. Mar Flores ha roto con el millonario Elías Sacal y lo casca en Hola una vez se ha visto al mexicano en compañía de la joven Natalia Lefevre, que es "gemela" de Mar, como muestran las fotos de El Español. Dice Mar que a ella no le van las relaciones a distancia y sugiere que no será difícil ver a su exnovio "con otras". No será con Aída Nízar, que está probando fortuna en la televisión italiana.

Fiel a su estilo, aclara las razones de su éxito en el antedicho diario: "Soy una mujer que duermo una media de cuatro horas diarias, he leído más de un millón de libros en mi vida, hablo cuatro idiomas, he estudiado Derecho aunque me quedan dos asignaturas y algún día terminaré, he estudiado Derecho Internacional, comunico de manera incansable... Todo lo bueno que tengo me lo merezco". Si no es feliz, lo parece.

Artículos anteriores
¿Quién es... Pablo Planas?
Pablo Planas

Periodista y colaborador de Crónica Global.

¿Quiere hacer un comentario?