Menú Buscar
La avenida Diagonal tomada por los vehículos VTC, las habilitaciones que usan Uber y Cabify / EFE

Uber y Cabify abandonarán Barcelona si se fija una hora de precontratación

Las principales plataformas de VTC rechazan la regulación ofrecida por la Generalitat y el AMB a los taxistas para acabar con la huelga del sector

22.01.2019 20:45 h.
6 min

La principales empresas de vehículos de alquiler con conductor (VTC), Uber y Cabify, han amenazado con abandonar el transporte de pasajeros en la ciudad de Barcelona como protesta por la regulación de sus servicios que preparan el Govern y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB).

La advertencia --que harían efectiva "el día después de que se apruebe el decreto"-- se ha lanzado después de que las autoridades --fundamentalmente el AMB-- hayan ofrecido a los taxistas aumentar de los 15 minutos inicialmente propuestos a una hora el tiempo mínimo de precontratación para los VTC.

"Cesión al chantaje del taxi"

"Desafortunadamente, la Generalitat ha cedido al chantaje del taxi, y hemos decidido tomar medidas, porque nos han impuesto el decreto", han señalado representantes de la patronal del sector de las VTC, Unauto.

"Las VTC deberán abandonar la ciudad de Barcelona. El decreto obliga al cierre de estas empresas", han añadido contundentes al considerar lesionada su situación. De hecho, fuentes del sector aseguran que la ciudad de Barcelona se expondría con esa normativa, en una hipotética batalla jurídica, a posibles indemizaciones millonarias por el cambio en las condiciones en las que operarían las empresas propietarias de licencias VTC.

Reunión con los taxistas

La propuesta del aumento del tiempo de precontratación a una hora la ha avanzado el portavoz de Élite Taxi Tito Álvarez en la asamblea de taxistas, al terminar una reunión de más de tres horas de los representantes sindicales con el consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Damià Calvet, y con representantes técnicos del Área Metropolitana de Barcelona (AMB).

Una propuesta que será votada este miércoles a las 11 de la mañana por los taxistas, tras una huelga de cinco días que incluye la ocupación del tramo central de la Gran Via de Barcelona y amenazas de bloqueo de la frontera con Francia y del Mobile World Congress de finales de febrero.

El AMB se planta

Durante la reunión, el Gobierno autonómico les ha planteado que en el decreto ley de la Generalitat, que se podría aprobar la semana que viene, seguirá constando la obligación de precontratar los servicios de VTC con una antelación mínima de 15 minutos, pero se habilitará al AMB para que amplíe el período a una hora, con un mecanismo que no se pueda impugnar.

Según ha podido saber Crónica Global, han sido los representantes del AMB quienes más han cedido a la presión del sector del taxi y han insistido en que no permitirán que el tiempo de contratación sea inferior a una hora, tal y como planteó ayer la presidenta de la entidad supramunicipal y alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Los taxistas: "Ni un paso atrás"

En su intervención ante la asamblea de taxistas, Álvarez también ha repasado algunas de las exigencias del sector que la Generalitat ha accedido a incluir en la nueva regulación del sector, como que los VTC tengan que desactivar la geolocalización o tengan que regresar a la base después de cada servicio. "En todo momento hemos defendido al sector, pero tenéis que ser responsables y creo que ha sido muy inteligente votar mañana si lo aceptamos porque lo que decidamos afectará al futuro del taxi en España", ha insistido.

A pesar de la defensa de los logros obtenidos que ha hecho Álvarez, parte de los asistentes han proclamado que una hora de precontratación "es poco" y han sentenciado: "Ni un paso atrás".

Uber ya lo advirtió

El director de Uber en España, Juan Galiardo, ya había advertido esta mañana con que la compañía dejaría de prestar sus servicios en la capital catalana en caso de que la Generalitat estableciera un tiempo de precontratación. En una entrevista en Espejo Público, Galiardo aseguró que, si se aprobaba un regulación que obligase de forma efectiva a establecer un tiempo mínimo de espera, "no nos quedaría otra opción que cerrar el servicio en Barcelona".

Cabify, por su parte, ha emitido un comunicado en el que aclara que "no ha adoptado ni ha hecho público ninguna decisión sobre el posible abandono de Barcelona por parte de la compañía" aunque destaca los beneficios para la movilidad en las ciudades que conlleva su servicio.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información