Menú Buscar
Sudoración excesiva durante el sueño

La sudoración excesiva y los sudores nocturnos

La hiperhidrosis supone un problema que causa gran incomodidad a quienes la padecen

6 min

La sudoración excesiva es un problema con el que conviven muchas personas en su día a día, un problema que se agrava en tiempos de calor y niveles altos de humedad. El cuerpo reacciona en forma de sudor y, en algunos casos, de forma excesiva. Conseguir un producto que permita reducir esta sudoración, enmascararla o mitigarla es una necesidad para estas personas, ya que la sudoración provoca transtornos que nos afectan a diario, en la elección de la ropa o las salidas. Actualmente, existen protectores como Perspirex, que ayudan a evitar la sudoración en axilas y cuerpo con un efecto duradero de hasta cinco días.

La gente suele utilizar antritranspirantes de forma diaria para una protección de pocas horas. Sin embargo, el antritranspirante Perspirex está especialmente indicado para aquellas personas con excesiva sudoración, un uso recomendado para mitigar sus efectos.

Evitar inconvenientes con un antitranspirante de largo efecto

El cuerpo humano tiene a sudar en situaciones de altas temperaturas, con fiebre o cuando hace ejercicio de alta intensidad. Es el mecanismo que tiene el sistema para mantener la temperatura corporal en su temperatura habitual, alrededor de los 37º. Las glándulas sudoríparas son las encargadas de producir el sudor, que es un líquido inodoro, formado de agua y otras sustancias, si bien en contacto con las bacterias de la piel, produce olores negativos. La transpiración es un proceso fundamental para el funcionamiento del cuerpo, pero la generación de esos olores puede ocasionar incovenientes en situaciones sociales de todo tipo, especialmente en personas con una mayor predisposición.

Por este motivo, se utilizan los desodorantes y los antitranspirantes, si bien los primeros únicamente camuflan el mal olor ocasionado por el sudor, mientras los segundos evitan la transpiración. Es una de las preguntas frecuentes del antitranspirante Perspirex, ya que es un producto creado para que la zona donde se aplique no sude o se reduzca el volumen. Su aplicación efectiva se debe realizar durante en la noche, puesto que las glándulas sudoríparas funcionan a un menor ritmo y el antitranspirante puede actuar más libremente. Al mismo tiempo, se puede utilizar durante 2 o 3 noches seguidas, si bien es necesario dejar que la zona seque al aire libre, antes de volver a vestirse. Sin embargo, es importante retirar los restos del antitranspirante a la mañana siguiente, con la simple aplicación de agua y jabón.

Además, su efectividad se extiende hasta unos 5 días, mientras que los desodorantes clásicos sirven durante unas pocas horas. La composición de Perspirex es, por todos estos motivos, diferente a la del resto de productos de este tipo. Cuenta con una base de cloruro de aluminio y solución de lactato, que permite mitigar la irritación que, en los antitranspirantes clásicos, provoca una mayor presencia del primer compuesto.

A quién puede ayudar el antitranspirante Perspirex

El antitranspirante se puede emplear en axilas, manos y pies, las zonas con más tendencia a una producción de exceso de sudoración. Perspirex es útil para cualquier persona que se quiere olvidar de los malos olores asociados con el sudor, especialmente durante el verano, así como de los sudores nocturnos. Se puede emplear a partir de los 12 años, aunque se debe consultar su uso con un pediatra. En cualquier caso, su aplicación, siguiendo las normas y el uso recomendado, no comporta riesgos.

Sudores nocturnos y soluciones

La sudoración nocturna es un problema al que también se enfrenta mucha gente, que no siempre está ocasionada por un exceso de abrigo, sino por una habitación de alta temperatura o por contar con más sábanas de las necesarias. Si los sudores nocturnos crecen de forma repentina, es recomendable acudir a un médico especialista, ya que los cambios en la producción de sudor pueden ser indicativos de distintas enfermedades o trastornos de tipo hormonal. Aunque en casos como la menopausia, los sudores nocturnos son uno de los síntomas más extendidos.

En cualquier caso, el verano también puede estar detrás de la producción de sudoración excesiva. En este caso, más allá del uso aconsejado de un antitranspirante, se pueden tomar medidas para procurar reducir esa producción de sudores nocturnos. Asegurarse de que el cuarto está en una temperatura adecuada es importante, ya que dormir en una habitación donde no corre el aire o con las ventanas cerradas y dormir en un ambiente cálido no es recomendable. A su vez, es aconsejable evitar la ingesta de alimentos que pueden ocasionar más sudores nocturnos, como el picante o el alcohol, justo antes de dormir. Más allá de todo esto, el uso de un antitranspirante como Perspirex es eficaz en la reducción de los sudores nocturnos en un 40% de los casos.

La sudoración excesiva es una problemática que tiene mucha gente, especialmente en épocas de veranos cálidos y olas de calor, por lo que un uso consciente de un antitranspirante es una solución efectiva para mucha gente.

--

Contenido patrocinado