Menú Buscar
Iñaki Urdangarin, marido de la infanta Cristina, foto de archivo / EFE

Sorpresa: el tribunal deja en liberad a Urdangarin sin fianza por su arraigo

La Audiencia de Palma se limita a obligar al cuñado del Rey a comparecer el día uno de cada mes ante la autoridad judicial de Suiza

Esther Ballesteros
3 min

La Audiencia de Palma de Mallorca ha dejado en libertad con medidas cautelares pero sin fianza a Iñaki Urdangarin y Diego Torres al tener en cuenta que ambos tienen "arraigo suficiente" y que en ningún momento han tratado de eludir la acción de la justicia.

Así consta en el auto dictado hoy por las juezas de la Audiencia de Palma que han desestimado la petición de la fiscalía de imponer a ambos condenados por el caso Nóos la medida de prisión provisional eludible con una fianza de 200.000 euros en el caso de Urdangarin y de 100.000 euros en el de Torres.

Una cita mensual

Las magistradas han optado por dejar en libertad provisional a Iñaki Urdangarin, con obligación de comparecer el día 1 de cada mes ante la autoridad judicial en su país de residencia, Suiza, tras su condena a 6 años y 3 meses de cárcel por varios delitos de corrupción y fraude fiscal en el caso Nóos.

En el caso de Torres, le han retirado el pasaporte y le ha prohibido salir del país, después de su condena a 8 años y 6 meses de cárcel por varios delitos de corrupción y fraude fiscal en el caso Nóos.

Varios arraigos

A su juicio, ambos acusados, especialmente Urdangarin, tienen arraigo suficiente (familiar, social y laboral) en territorio nacional.

Sobre el marido de la infanta Cristina, el auto añade que "sus particulares circunstancias, sobradamente conocidas, nos eximen de su pormenorizado análisis".

La Audiencia estima que el arraigo y la conducta hasta ahora observada por los acusados permite estimar que "el incremento del riesgo de fuga" que puede suponer la sentencia que les condena puede ser "conjurado" con medidas cautelares "menos gravosas" que garanticen su sujeción al control del tribunal.

No hay riesgo

Consideran las magistradas que las acusaciones no han acreditado "circunstancia o marcador de riesgo" distinto al de la condena impuesta que, además, recuerdan, es el resultado de la suma del total de las penas.

Les apercibe, eso sí, de que el incumplimiento de las medidas impuestas conllevaría la adopción de otras "más gravosas", incluida la prisión provisional.