Menú Buscar
La tortuga en su nueva silla de ruedas hecha con bloques LEGO / MARYLAND ZOO

Una silla de ruedas de LEGO ayuda a caminar a una tortuga herida

El equipo médico de Maryland Zoo ha creado una silla de ruedas fabricada con bloques LEGO para facilitar el proceso de curación de una tortuga

02.10.2018 15:59 h.
3 min

Los bloques LEGO no sólo sirven para que los más pequeños disfruten jugando y desarrollando su imaginación, sino que también pueden ayudar a los animales a mejorar sus vidas. Un buen ejemplo lo encontramos en una tortuga de un zoológico de Estados Unidos, que está recuperándose de sus heridas gracias a la colaboración de una ingeniosa silla de ruedas fabricada con bloques LEGO.

El pasado mes de julio un trabajador del Maryland Zoo se encontró una tortuga herida en el Druid Hill Park, por lo que decidió llevarla al hospital del zoológico. Allí le fue practicado un tratamiento para remendar las múltiples fracturas que presentaba en su plastrón (parte inferior de su caparazón). "Debido a la situación de las fracturas nos enfrentábamos a un difícil desafío porque la tortuga debía seguir teniendo la posibilidad de moverse a la vez que sus heridas se curaban adecuadamente", señaló la doctora Ellen Bronson.

Silla de ruedas fabricada con bloques LEGO

El veterinario Garrett Fraess explicó que "era importante que el plastrón no entrara en contacto con el suelo para permitir la curación de las fracturas. Y como no fabrican sillas de ruedas tan pequeñas, dibujamos un boceto de una silla especial y se los envié a un amigo mío muy fan de LEGO".

Unas semanas después de la cirugía, la tortuga ha estrenado su flamante silla de ruedas. Esta está compuesta por un marco que rodea su caparazón y cuatro ruedas que le permiten moverse sin tocar el suelo, ya que el dispositivo la levanta ligeramente del suelo al mismo tiempo que no impide que el reptil utilice libremente sus patas.

Alta en primavera

Debido al lento proceso de curación de las tortugas, es probable que este ejemplar deba utilizar la silla de ruedas durante todo el invierno. En primavera, cuando sus fracturas hayan sanado completamente, la abandonará. Pero la silla no impedirá durante estos meses que exhiba "comportamientos naturales", ya que tiene libertad de encerrarse por completo dentro del caparazón si se siente amenazada.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información