Menú Buscar
Pagando una deuda. pexels photo

¿Cómo salir de los ficheros de morosos?

Existen formas de exigir la eliminación de nuestros datos, sobre todo si se han incluido de forma indebida

5 min

La inclusión en un fichero de morosos es la principal causa de la denegación de créditos en entidades financieras. Se trata de un registro en el que se reflejan los datos de aquellas personas que han incurrido en algún tipo de impago.

Y esto puede producirse sin que el acreedor lo haya comunicado, o incumpliendo los requisitos de inclusión. Es muy importante, para salir de estos ficheros, conocer cómo funcionan.

Los requisitos de inclusión en los ficheros de morosos

Como afirma Antonio Ibáñez, abogado especialista en morosidad y fundador de salgadelfichero.com, “para que sea legal esta inclusión, debe cumplir con las exigencias establecidas por la normativa de protección de datos”. Dichas exigencias son las siguientes: 

  • La deuda tiene que ser “cierta, vencida y exigible. Para ello, ha tenido que ser aceptada y no discutida por parte del consumidor.
  • El acreedor debe “notificar de forma fehaciente al deudor que va a ser incluido en el fichero de morosidad”. Esta comunicación tendrá que producirse con 30 días de antelación a la inclusión de los datos en el listado de morosos.
  • En el caso concreto de ASNEF, “la deuda no puede tener una antigüedad mayor de 5 años desde el vencimiento de la obligación”.

¿Cómo saber si estoy en ASNEF?

El primer paso, en todo caso, será comprobar que efectivamente nuestros datos han sido incluidos en los ficheros de morosos. En muchas ocasiones, tal y como indica Ibáñez, “los clientes no son conscientes del tipo de deuda por la que han sido incluidos, ni quién les ha metido en la lista”.

Por ello, el abogado afirma que “lo mejor es dirigirse directamente a los responsables de los ficheros de morosidad”. Si hablamos de ASNEF, el fichero más importante de todos, está gestionado a través de la empresa EQUIFAX. Pero consultar únicamente este fichero puede que no sea suficiente.

A través de salgadelfichero.com, se ofrecen servicios de acceso y cancelación en los ficheros de morosidad, “para que los clientes no se tengan que preocupar por conocer todos los listados de morosidad existentes y realizar multitud de consultas”.

El procedimiento para salir de los ficheros

El procedimiento para salir no es complicado, pero hay que seguir una serie de pasos y, sobre todo, “ser persistente”.

Tras confirmar que efectivamente nuestros datos están en los ficheros, habrá que comprobar si se debe realmente esa deuda o no, y también si existió comunicación de la inclusión. 

Si la deuda existe, “es el afectado quien deberá exigir la supresión de los datos esgrimiendo aquellas razones por las que entiende que deba ser borrado del listado de morosos y alegando el requisito que entiende incumplido”, explica Antonio Ibáñez. Por supuesto, otra forma de salir del fichero es pagando la deuda, pero esto no siempre es posible.

En caso de no existir la deuda, será posible “solicitar la cancelación de los datos y reclamar una indemnización económica por la indebida inclusión”. Es importante saber que, junto con la solicitud de cancelación, se deben presentar todos aquellos documentos que acrediten el derecho de cancelación, como el justificante del pago de la deuda, por ejemplo.

La negativa de los acreedores

En caso de recibir la negativa del acreedor, “el afectado debe ponerse en las manos de profesionales expertos en la materia, para reclamar judicialmente”. Si, además, se ha vulnerado la normativa de protección de datos, se puede solicitar una indemnización por los perjuicios ocasionados y por vulneración del derecho al honor,cuyo importe puede situarse entre los 2.000 € y los 12.000 €.

--

Contenido elaborado en colaboración con salgadelfichero.com

Destacadas en Vida