Menú Buscar
El expresidente del Barça Sandro Rosell en un coche de la Guardia Civil tras el registro de su domicilio / EFE

Rosell fracasa en su intento de regatear el Código Penal para disponer de su dinero

La juez le niega el desbloqueo de las cuentas, que suman 24,7 millones, porque la responsabilidad pecuniaria del expresidente del Barça puede ascender a 58 millones

3 min

Sandro Rosell está haciendo amistades en Soto del Real. Promete camisetas del Barça para todo el que se le acerca. Hace ejercicio a diario. Su buena integración se debe, en parte, a que comparte celda con su exsocio Joan Besolí. Pero, además de la privación de libertad​, el expresidente del club azulgrana ha topado con la negativa de la juez Carmen Lamela de desbloquear parcialmente sus cuentas.

Lamela ordenó el embargo preventivo de 24 cuentas de Rosell, que suman más de 24,7 millones de euros, y decenas de propiedades justo antes de que el empresario ingresase en prisión, el 25 de mayo. La negativa de la juez se debe a que la responsabilidad pecuniaria del expresidente del Barça puede alcanzar los 58 millones de euros, mucho más de lo que se le ha bloqueado.

Tiene más fondos

Rosell pidió el desbloqueo de sus cuentas con el argumento de que lo embargado (24.798.924 euros) es casi 10 millones de euros mayor que la cantidad presuntamente blanqueada (14.973.328 euros).

En un auto, sin embargo, la magistrada explica que el Código Penal determina que la multa será del triple de lo blanqueado, es decir 44.919.984 millones, a los que se sumaría un 30% que la ley permite determinar de forma provisional para el pago de costas e intereses. De modo que señala que los 24,7 millones de euros bloqueados a Rosell es una cantidad “muy inferior” a la suma que habría que garantizar: 58.395.979 euros.

Tampoco acepta Lamela que los bienes y cuentas embargadas sean los únicos con los que cuente Rosell para hacer frente a gastos como la manutención y el colegio de su hija menor y la universidad de la mayor, motivo por el que también pedía retirar el embargo a tres fincas que tiene alquiladas, según recoge Efe.

Cuentas en Reino Unido y en Irlanda

Según expone la juez, el exdirigente del FC Barcelona “posee o poseía” más de 10 millones de euros en cuentas en Goldman Sachs en Reino Unido y en Generali Pan Europe en Irlanda, además de inversiones en Luxemburgo. Es decir, que si tiene capacidad para realizar inversiones en el extranjero “no puede aceptarse que los bienes embargados o retenidos sean los únicos con los que contaba el investigado”.

Además, argumenta que aceptar el desbloqueo supondría permitir destinar fondos cuya procedencia considera delictiva a gastos particulares y beneficio de Rosell.