Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Helena Jubany, en el centro / FAMILIA JUBANY

Prescribe el crimen de Helena Jubany: la justicia descarta nuevos imputados

El juez citó a declarar en calidad de investigado a X. J. un día antes de que se cumplieran los 20 años de la comisión del delito

3 min

El magistrado del juzgado de primera instancia número dos de Sabadell ha emitido un auto este jueves en el que dicta la prescripción del delito para cualquier persona que hasta ahora no haya tenido, en ningún momento, la condición de investigado en la causa por el crimen de Helena Jubany.

No obstante, este auto no tiene validez para aquellos que han tenido o tienen la condición de investigados. Para todos ellos el procedimiento aún no ha prescrito y no lo hará hasta 2025. Cabe recordar que durante la investigación por la muerte de Jubany se atribuyó la condición de investigados a Montserrat Careta, fallecida en prisión, y a S. L. y A. E. , sobre los que no hay ninguna causa abierta. El 1 de diciembre de 2021, a un día de cumplirse 20 años del crimen, el juez llamó a declarar en calidad de investigado a X. J. a petición de la acusación particular.

Prescribió el 2 de diciembre

En el auto, el magistrado recuerda que aquellos delitos penados con 15 o más años de prisión prescriben a los 20 años de su comisión. “La prescripción se interrumpirá, quedando sin efecto el tiempo transcurrido, cuando el procedimiento se dirija contra el culpable, comenzando a correr de nuevo el término de la prescripción desde que separalice el procedimiento o se termine sin condena”, recoge el auto.

En este sentido, el juez entiende que el 2 de diciembre de 2021, habiendo transcurridos 20 años del crimen de Helena Jubany, habría quedado prescrito para todas aquellas personas para las cuales no se ha interrumpido el plazo de prescripción.

Un único investigado

El único investigado por este crimen en la actualidad es X. J. , uno de los miembros del grupo natura de la Unió Excursionista de Sabadell (UES), de la que Helena Jubany también era miembro.

El juez lo ha citado in extremis después de que la familia presentara un informe elaborado por un perito independiente que analizó el disco duro del ordenador personal de la fallecida. Entre los archivos, se recuperó un correo electrónico enviado por el ahora investigado que guarda una gran similitud con uno de los manuscritos anónimos que la joven recibió pocos días antes de morir. El juez entiende que “esta coincidencia podría no ser casual” y ha ordenado que se le realice una prueba caligráfica para esclarecer si tuvo alguna relación con el macabro juego que acabó con la vida de Helena Jubany.